Valentina Toro, la pentacampeona del karate chileno


Tiene 18 años, estudia ingeniería civil en la USACH y acaba de conquistar su quinta medalla de oro en Juegos Panamericanos Juveniles de karate. Conversamos con ella sobre sus inicios en este deporte, los desafíos que se vienen y el esforzado camino que la ha llevado a lo más alto de su disciplina.

1- LOS INICIOS:

”Empecé en el karate a los 7 años, cuando iba en segundo básico. Partí gracias a mi papá que era karateka de dojo (práctica no competitiva) y me llevó a entrenar. Reconozco que al principio no me gustaba, lo encontraba deporte de hombres y que era puro pelear”.

¿Cuándo y cómo comenzó tu experiencia en el karate ya más competitivo?

– ”A los 11 años fue mi primer Regional, en que clasificaban 6 al Nacional y yo quedé séptima, así que ese año (2011) quedé fuera de toda competición”.

2- EL PUNTO DE INFLEXIÓN:

César Toloza, actual entrenador de Valentina y también del destacado karateca chileno Rodrigo Rojas, ha sido su guía y fundamental apoyo desde el año 2012, reconociéndolo ella misma como una especie de ”segundo papá”.
”A los 12 años iba a entrenar con él pero era floja, hasta que me hizo darme cuenta de que tenía condiciones y que sí quería ganar, tenía que entrenar todos los días”.

¿Qué recuerdos tienes de tus primeros éxitos deportivos?

– ”El 2013 gané el Nacional y fui al Sudamericano de Brasil en junio. Gané medalla de bronce. Fue mi primera experiencia internacional y todo con plata de mis papás, porque la Federación no te paga hasta que consigues logros. Después en octubre fui a los Panamericanos de Colombia y gané el oro. Me largué hasta a llorar”.

3- PENTACAMPEONATO Y N°1 DEL MUNDO:

Entre el 2013 y el 2018, Valentina vivió lo que llama ella una suerte de ”maldición”. Con el oro conseguido la semana pasada en Brasil, la deportista se convirtió en pentacampeona panamericana en categoría sub 21, sin poder repetir el triunfo en los Juegos Sudamericanos, donde de todas formas obtuvo múltiples bronces y platas. Eso hasta principios de este año, cuando finalmente logró la anhelada consagración en los Sudamericanos disputados en Ecuador.

Como otras de sus grandes alegrías , Valentina destaca el quinto lugar obtenido en el Mundial de Indonesia el 2015. ”Y el 2017, que fui campeona continental 2 veces en la misma categoría, eso da muchos puntos y quedé como la número 1 del mundo (en categoría Junior Kumite Femenino de menos de 59 kilos)”.

¿Sentiste falta de apoyo en algún momento?

– ”El 2015 que necesitaba plata para ir a Indonesia, nadie me apoyaba. Tenía algunos auspicios de la municipalidad de Santiago, pero no era suficiente, así que terminamos haciendo bingos con familia y amigos”.

4- LOS ESTUDIOS:

”Desde chica he sido buena para estudiar, era una de las mejores en matemáticas y siempre me ha gustado la ingeniería. Siempre vi los estudios paralelos al deporte, mi idea es sacar la carrera tranquilamente a los 26 o 27 años, seguir con el karate y después trabajar, porque la vida del karateca dura hasta los 32 o 33 años”.

5- LO QUE VIENE:

A mediados de septiembre, Valentina viajará a Alemania a participar en una premier league categoría adulto, en que compiten solo las primeras 50 del ranking mundial. ”Yo estoy 33, a mí por ser juvenil me pasaron la mitad de los puntos al ranking adulto”. Luego, el 20 y 29 de septiembre, disputará en Santiago una serie A y el Campeonato Iberoamericano.

¿Son para ti un tema los Juegos Olímpicos?

-”Es un sueño llegar y representar a Chile en unos Juegos Olímpicos, se me eriza la piel cuando veo videos. Espero estar lista para llegar a los del 2020, si no 2024 o 2028. Es difícil pero no imposible, sueño con eso”.

comentarios

Previous U.S Women National Team: El gigante que visitamos
Next La gran gesta de Unión