Una remontada para la historia: A nueve años del emocionante título de la “U”


Los azules darían vuelta la llave ante la UC ganando la final de vuelta por 4-1 y bajarían su estrella n°14

El 12 de junio de 2011, Universidad de Chile se proclamaría campeón del torneo de Apertura doblegando a uno de sus clásicos rivales, Universidad Católica. Este título sería el comienzo de uno de los años más exitosos en la historia azul.

A fines de 2010, la dirigencia de Azul Azul confirmaba al nuevo entrenador del equipo laico, Jorge Sampaoli. Su misión era la misma que se le exige a todos los entrenadores que llegan al club: salir campeón. El casildense había armado un plantel bastante competitivo para poder pelear el campeonato y así fue. El equipo fue de menos a más hasta que logró meterse en los play-offs y llegar hasta la ansiada final. El equipo rival en la final era nada más ni nada menos que el campeón vigente, Universidad Católica.

La final se jugó ida y vuelta, los dos partidos se jugaron en el Estadio Nacional ya que en esa época, todavía no se permitían los “clásicos” en San Carlos de Apoquindo. El primer partido fue apretado, con varias llegadas de los dos equipos. Por momentos el equipo comandado por Juan Antonio Pizzi era superior al cuadro azul, tanto así que en el segundo tiempo con goles de Tomás Costa a los 58′ y de Milovan Mirosevic a los 90′, la UC se llevaría el triunfo y así una ventaja de dos goles a su favor.

El capitán cruzado Milovan Mirosevic celebrando el 2-0 definitivo. Los de San Carlos de Apoquindo lograban sacar ventaja en el primer partido.

Pero llegaría la noche mágica para la “U”. La vuelta sería una de las finales más emocionantes de los últimos años en el fútbol chileno. El equipo azul tenía que ganar, a lo menos, por tres goles de diferencia para poder gritar campeón y bajar su estrella 14. Por la vereda de enfrente, los Cruzados venían confiados, con cotillón en el bus llegando al estadio y con la moral en alto en búsqueda de su primer bicampeonato.

La “U” entró con todo y desde el primer minuto dio la sensación de que no se querían quedar con las manos vacías. A los 16′ del primer tiempo, Gustavo Canales de penal decretó el 1-0 parcial. Sin embargo, los de la franja no se quedaron atrás y Lucas Pratto a los 23′ pondría el 1-1 que obligaba al equipo de Sampaoli a convertir tres goles más si querían tocar la copa. Pero esta sería la noche soñada para los azules. Un autogol de Juan Eluchans a los 25′ ponía el 2-1 parcial y luego en el segundo tiempo vendría la inspiración de Gustavo Canales, quien a los 51′ y a los 55′ ponía el 4-1 definitivo, dándole el título a los de Ñuñoa.

Gustavo Canales y el parcial 3-1. Esa noche sería mágica para el delantero azul, quien lograría marcar tres goles en aquella final.

Con esto, comenzaría una de las temporadas más exitosas en la historia de Universidad de Chile, logrando el título de Clausura 2011 y su primera copa internacional; la Copa Sudamericana 2011.

comentarios

Previous Semifinales Coppa Italia: Así vuelve el fútbol en el país europeo
Next Liverpool tendrá su primera oportunidad de ser campeón en el Derbi de Merseyside