Un recuerdo que ilusiona


En la previa del duelo entre albos y el ‘verdao’, te dejamos el último antecedente entre ambos equipos en Brasil.

Sin duda alguna, Colo Colo juega hoy uno de los partidos más importantes para la institución en los últimos años. A las 21:45 saltará a la cancha del Allianz Parque de Brasil para disputar un cara a cara frente a Palmeiras, en el marco de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

Un escollo difícil. El equipo dirigido por Luiz Felipe Scolari ganó en su visita al Estadio Monumental por 2 a 0, por lo que un resultado final por el mismo marcador es lo mínimo que debe conseguir el cacique para seguir con chances de clasificar a la siguiente ronda.

No es la primera vez que se enfrentarán ambos elencos en esta competencia. Para encontrar la última vez que los brasileños recibieron a los nacionales tenemos que trasladarnos al 3 de marzo del año 2009, cuando se disputaba la fase de grupos de aquella edición de la copa, hallando un recuerdo dulce para la visita y que podría servir de aliento para el desafío que tendrán esta noche.

Con goles de Lucas Barrios a los 43′, Macnelly Torres a los 53′ y Sebastián “Chamagol” González a los 79′, Colo Colo derrotó en el Estadio Parque Antártica de Sao Paulo a Palmeiras, que solo debió conformarse con el descuento de Keirrison a los 70′. Los dirigidos en ese entonces por Marcelo Barticciotto, hicieron un partido más que correcto, creándose ocasiones en el arco rival y a ratos controlando las embestidas del conjunto paulista. Incluso tuvieron que jugar gran parte del segundo tiempo con 10 hombres tras la expulsión de Rodrigo Meléndez a los 49′ del complemento. Lucas Barrios, el único hombre que se repetirá de aquel día, fue la figura de la noche por su anotación, la asistencia en el segundo y el peligro que generó a su contrincante.

Un triunfo del que ya han pasado 9 años y que decretó la tercera victoria de Colo Colo en Brasil. Además, también se dio en un momento en que el club atravesaba problemas: El cacique no rendía de gran manera en la cancha y, fuera de ella, la barra tenía conflictos con el plantel y el entrenador. Antecedentes que nos demuestran que haciendo un partido inteligente, se puede sacar un buen resultado. Obviamente la instancia es distinta, ya que se encuentran ad portas de una semifinal, por lo que los albos no pueden especular y tendrán que entrar con todo para conseguir un triunfo que podría ser histórico.

comentarios

Previous Un ''Condorazo'' desde todos sus frentes
Next El Mago y el Bose en los Alpes