Un DT intercontinental


Fueron tres las definiciones de la extinta Copa Intercontinental en que Carlitos Bianchi logró doblegar al campeón europeo y llevar al fútbol sudamericano a la cima mundial

1- LA HAZAÑA DE VÉLEZ: Reconocido hincha de Vélez Sarsfield, club con el que debutó como jugador y también el primero que dirigió en Argentina, conquistó entre 1993 y 1996 un total de 6 títulos para ”El Fortín”. Entre ellos, la Copa Libertadores 1994, que le permitió a Vélez disputar la Copa Intercontinental del mismo año frente al AC Milan que en aquel tiempo contaba con el murallón defensivo de Paolo Maldini, Costacurta y Franco Baresi.

En el encuentro disputado en el Estadio Nacional de Tokio, los dirigidos de Bianchi se impusieron por 2-0, abriendo la cuenta vía lanzamiento penal el defensor y capitán de ese equipo, Roberto Trotta, para que luego Omar ”El Turco” Asad aprovechara una desinteligencia de la zaga del Milan y consumara el triunfo para los de Liniers.

2- LA ORQUESTA DE PALERMO Y ROMÁN: En su primer y más exitoso paso por Boca Juniors, el Virrey volvería a adjudicarse la Copa Libertadores el año 2000, que le dio a los xeneizes el boleto para ir a enfrentar a Tokio al Real Madrid de Vicente Del Bosque. En un inusual partido que registró 3 goles antes de los 12 minutos de juego, Boca se quedó con el duelo gracias al doblete de Martín Palermo (el descuento corrió por parte de Roberto Carlos), además de contar con un inspiradísimo Juan Román Riquelme que brilló esa noche con lo mejor de su repertorio.

3- TERCERA Y VENCIDA: El año 2003, en la penúltima edición de la Copa Intercontinental antes de ser reemplazada por el Mundial de Clubes,  nuevamente sería Boca Juniors al mando de Carlos Bianchi el representante sudamericano, enfrentando a un viejo conocido del calvo entrenador: el Milan italiano, que contaba ahora entre sus filas con jugadores de la talla de Cafú, Pirlo, Seedorf, Kaká y Shevchenko.

Tras abrir la cuenta el danés John Dahl Tomasson, Boca conseguiría rápidamente y por intermedio de Matías Donnet el empate que se mantendría hasta el final del partido. En la definición por penales, se vestiría de héroe el Pato Abbondanzieri al contener los disparos de Pirlo y Costacurta, consiguiendo así la tercera Intercontinental para los xeneizes y la tercera también en la cuenta personal de Bianchi.

comentarios

Previous ¿Quiénes deben formar el tridente?
Next ¿En qué has estado Matías?