Un debut soñado y engañoso


El hermano mediano de los Rubio, prometedor en sus inicios, no ha logrado encontrar su lugar en el fútbol

Hijo del ex seleccionado Hugo Rubio y hermano de los también delanteros Eduardo y Diego, Matías Rubio es con parámetros objetivos el miembro que menos ha podido destacar dentro de la dinastía. Campeón sub 19 junto a Universidad Católica con un papel protagónico, en contraste con su escasa participación en el título cruzado del 2010 (9 partidos y 0 goles), Pajarito Jr. es recordado sobre todo por su auspicioso estreno en el fútbol profesional el 15 de marzo de 2009, marcando en el Monumental ante Colo Colo el solitario gol del triunfo para el conjunto universitario adiestrado entonces por el Fantasma Figueroa.

¿Qué vino para Matías después de aquel ”mejor día de su vida”? Sin lograr consolidarse en la UC, partió el 2011 a préstamo a Rangers de Talca, consiguiendo un ascenso y un aceptable nivel con los piducanos. Volvería al elenco cruzado, siendo despedido del club por injustificadas ausencias a los entrenamientos y comenzando entonces su deambular por cuadros nacionales como Deportes Concepción, Temuco y Calera, e incluso extranjeros (Real Valladolid y Akzhayik de Kazajstán). Hoy, a sus 30 años, continúa activo defendiendo los colores de Deportes Colchagua en la Segunda División Profesional.

comentarios

Previous Santa Cruz y Pizarro: Vigentes y experimentados
Next El día en que Riquelme aguó la fiesta de Zidane