Un campeón mundial silencioso: “Viajamos al mundial a punta de platos únicos”


Hace unos días, David Elgueta Tapia se coronó como campeón mundial de tenis para personas con discapacidad intelectual. “Llegó al aeropuerto con una medalla dorada al cuello, pero no hubo ni un solo ‘Ceacheí’ ni una multitud esperándolo”

Con tan sólo 16 años, este deportista viñamarino se alzó como vencedor en la modalidad de tenis individual del Mundial Invitacional “Olimpiadas Especiales” disputado en Santo Domingo, República Dominicana. Un grupo de deportistas muy desconocido y que carece de medios que se interesen en su cobertura.

Conversamos con Renato Elgueta, padre de David, quien nos contó del orgullo que sienten, el camino al mundial y todos los obstáculos que debieron superar.

¿Cómo inicia la carrera deportiva de David? 

A través de un programa Teletón y su asesora de deportes en Valparaíso, sumado a un club deportivo de tenis en silla de ruedas, conocimos a nuestro entrenador. Hace dos años comenzamos con lo del tenis de discapacidad intelectual. A través del colegio de David fuimos a participar al nacional de la especialidad a Santiago, donde se definían a los jóvenes que participarían del mundial. Aquí David obtuvo el segundo lugar, logrando clasificar al mundial en República Dominicana.

David Elgueta inició su carrera deportiva a los 14 años.

¿De qué manera influye la práctica de deporte en David y el entorno familiar?

Ha sido un cambio radical, él se siente feliz y lo disfruta, y nosotros disfrutamos con él y de sus logros. Hemos crecido mucho como familia. A David le ha servido para interactuar con muchos niños con su misma discapacidad. Nos emocionaba ver como en República Dominicana se comunicaba con deportistas de todo el mundo. El crecimiento de David gracias al tenis y la integración, ha sido increíble. Realmente una verdadera terapia. aquella es la verdadera inclusión.

¿Qué apoyo han tenido a lo largo de estos dos años? 

Tuvimos que llegar al mundial a punta de rifas y platos únicos. Para conseguir fondos, fueron fundamentales amigos y familiares. Todo se llevó a cabo a través de donaciones, caridad y esfuerzo. Pero antes de tener que recurrir a esto, hablamos con muchas personas: Leonardo Farkas, tenistas profesionales, autoridades, pero nadie acudió a nuestro llamado. Finalmente, tuvimos que recurrir al círculo más cercano. Nada fue fácil, pero esto también nos enorgullece.

¿Han tenido algo de cobertura tras el triunfo?

Nada, ni radio, ni televisión, ni prensa escrita. Para estos niños, es súper importante el reconocimiento de estos logros.

Renato: “En Santo Domingo me conocían como el “chileno loco”, como casi no había público nacional, yo gritaba los ‘Ceacheí’ solo”

¿Qué crítica harías ante esta situación?

Todo el mundo habla de inclusión, el gobierno, diputados, senadores, autoridades y personalidades públicas en general, pero sólo cuando el tema llega a la palestra. En el día a día y al momento de “ponerse las pilas” y de potenciar a estos niños, éste es nulo. Nuestro país (“los jaguares de Latinoamérica”) llevó a 6 deportistas a la cita mundialista. Bolivia que se supone que es un país más pobre que nosotros, llevó 23 atletas, Perú llevó 17 deportistas. Comparativamente a nivel sudamericano estamos muy bajos.

La delegación chilena en Santo Domingo.

¿Cuál es el llamado a la gente? Y al final del día ¿qué es realmente inclusión? Y Particularmente en el deporte: Todos los deportes de personas con discapacidad intelectual debiesen tener un espacio a nivel de ministerio, debiese existir una rama para estos niños, que lo incluyan, que de facilidades en cuanto a apoyo monetario y psicológico. Se necesita apoyo real y no quedarse sólo en las palabras, como nos ocurrió con varias autoridades. Estamos a años luz de muchos países. Al final la gente se queda con la Teletón que tiene mucho apoyo y es una gran instancia, pero faltan políticas públicas constantes. Por otra parte, la discapacidad intelectual muchas veces queda muy de lado.

El deporte ayuda muchos a los niños, son felices practicando, luchan por salir adelante, por mejorar y finalmente esto les mejora la calidad de vida, pero la verdad es que difusión y apoyo, hay cero.

comentarios

Previous El frente a frente de la superfinal
Next La fórmula del campeonato