Toronto Raptors quiere cambiar su historia


El conjunto canadiense está a un paso de instalar su nombre en la sala de campeones.

Toronto Raptors nunca había estado tan cerca de la consagración. Mañana a partir de las 21:00 de nuestro país, disputarán el quinto partido de las finales de la NBA ante los Golden State Warriors con la serie a favor 3 a 1, por lo que un triunfo los llevará a conquistar su primer ‘anillo’ del mejor campeonato de basketball en el mundo.

Un hecho inédito por donde se le mire, ya que nunca antes un equipo canadiense había llegado a esta instancia y porque jamás se había jugado una definición de estas características fuera de Estados Unidos. El primer partido de esta tanda fue el más visto en la historia de Canadá (también el menos visto en suelo yankee en los últimos 10 años) y los hinchas se encuentran expectantes de cara a lo que pueda pasar mañana, repletando desde ya el Maple Leaf Square como punto de encuentro de los fanáticos del equipo ubicado al costado del Scotiabank Arena, lugar donde ofician de local.

Ante la posibilidad que la NBA entregó a instituciones de su país vecino para que pudieran entrar a la competencia, los ‘Raptors’ hicieron su fundación en noviembre de 1993, bajo el alero del ex comisionado David Stern. Desde 1995 que el club se desempeña en la liga, pero siempre ha tenido un lugar secundario, no pudiendo sumar temporadas realmente exitosas.

Esta es la duodécima ocasión en que el elenco de la conferencia este disputa la ronda de play offs, aunque los resultados de sus participaciones anteriores solo tienen como gran antecedente la final de zona que disputaron frente a los Cleveland Cavaliers de Lebron James en 2016. El resto, solo equipos que generaron ilusión pero que terminaron diluyéndose a medida que avanzaban las rondas finales.

El cuadro que ha encontrado en Kawhi Leonard (que entre otras cosas, lleva 14 encuentros consecutivos anotando más de 30 puntos, metiéndose entre leyendas de la liga) el estandarte que necesitaba para instalarse en esta histórica final, está a punto de lograr lo impensado con la consagración de un canadiense en más de 70 años de la NBA.

comentarios

Previous La surrealista primera vez de Chile contra Japón
Next Mondragón, El-Hadary y Formiga