Todo lo que se viene para Chile en la Copa Davis


Los nacionales volverán a participar de esta gran competición, que trae novedades para 2019.

Salzburgo fue la ciudad que presenció un día histórico para el tenis chileno. El equipo nacional logró acceder al grupo mundial de Copa Davis, tras una intensa jornada de juego vivida en Austria. El día comenzó cuesta arriba, ya que la pareja local compuesta por Olivier Marach y Jurgen Melzer derrotaron a Tomás Barrios y Hans Podlipnik por 6-4, 2-6 y 7-5, dejando la serie 2 a 1 a favor de los europeos, pero después las cosas cambiaron.

Primero Nicolás Jarry fue el encargado de dejar el marcador 2 a 2, tras imponerse a Dennis Novak por 6-4, 3-6 y 7-6. En el último juego de esta ronda clasificatoria, la presión cayó sobre Christián Garín, que se vistió de héroe para derrotar a Jurij Rodionov por 6-2 y 6-1, dándole a Chile el último punto que llevará de vuelta a nuestro país a la máxima competición del tenis. Una copa que tendrá un nuevo formato, con detalles que te contamos a continuación.

Primero que todo, serán 18 los equipos clasificados. 12 vendrán de la ronda previa, que es la que ganaron los capitaneados por Nicolás Massú el día de hoy, 4 se unirán por ser los semifinalistas de la edición anterior y 2 recibirán una carta de invitación para disputar el torneo. Francia, Croacia, España y Estados Unidos ya están clasificados y a ellos, se sumaron hasta el momento Colombia, Alemania, Serbia, Rusia, Australia, Kazajistán, Canadá, Italia, Holanda, Japón y Chile.

La nueva Copa Davis se disputará en el mes de noviembre, específicamente en la semana 47 del circuito, en la ciudad de Madrid. Los clasificados se dividirán en 3 grupos de 6, donde habrá cuatro días para determinar a los dos primeros sembrados de cada grupo, a los que se agregarán los dos mejores terceros, para conformar de esta forma los cuartos de final. La ronda de ocho mejores se disputará un viernes, las semifinales el sábado y la final el domingo. Se jugarán tres partidos entre cada equipo: dos encuentros individuales y uno en dobles, todos a tres sets.

Otro de los atractivos para cada país serán los ingresos que obtendrán por jugar el torneo. Por el solo hecho de competir, se entregarán 515.000 euros para los tenistas y 256.000 para las federaciones. La cantidad de dinero irá en aumento en la medida que se avance de ronda, pudiendo llegar a repartirse 2,1 millones de la divisa europea para los jugadores campeones y 1,06 millones de la misma moneda irá para la federación campeona.

Estas son algunas de las novedades de la nueva Copa Davis, impulsada por el grupo inversor español Kosmos, que tendrá los derechos de organización por un periodo de 25 años. Chile volverá a ser parte del grupo mundial y de este torneo, algo que no ocurría desde 2011, cuando se cayó ante Estados Unidos.

comentarios

Previous El partido de la temporada
Next La erupción que cambió el rumbo de Lewandowski