Todo lo que se resolvió en un nuevo Consejo de Presidentes


La intensa jornada concluyó con varias modificaciones para los torneos del 2020

Luego de toda una semana de roces, encuentros y rumores, finalmente la ANFP pudo llegar a un consenso para cerrar definitivamente el Campeonato Nacional 2019, corrigiendo en gran medida los errores que los propios presidentes del fútbol chileno reconocieron tras la sesión del pasado viernes. En lo principal, se concretó una justicia deportiva que muchos esperaban, entregando a Santiago Wanderers y San Marcos de Arica los respectivos ascensos a Primera División y Primera B.

Una decisión que se había conversado y prácticamente sellado durante la semana, resultó hoy entrampada a raíz de la repartición de dineros del Canal de Fútbol a la que ahora se sumarán los porteños y también el segundo ascendido desde la B, el cual se definirá mediante liguilla. Esta promoción se disputará en el mes de enero entre 8 elencos (Ñublense, Barnechea, Cobreloa, Melipilla, San Felipe, Temuco, Copiapó y Puerto Montt), que se enfrentarán entre parejas en formato de eliminación directa para que luego el ganador defina contra La Serena, segundo en la tabla, el equipo que acompañará a Wanderers.

Aunque no consiguieron el ascenso directo, los papayeros conservan la primera opción para subir de división

¿Y cómo fue que se destrabó en definitiva el conflicto monetario? En dicho punto, los caturros se resignaron a una cifra menor a la que les correspondía, mantiendo los 85 millones que recibían en la división de ascenso, más un fondo solidario de 50 millones aportado por el resto de clubes de Primera y la recaudación total de tres partidos amistosos ante Colo Colo, Universidad de Chile y Universidad Católica, en estadio y fecha por definir.

En tanto en la Segunda División, se concedió un solo ascenso que dejó como gran damnificado a Colchagua, distanciados por solo un punto de los ariqueños al momento del cierre anticipado del torneo. Así, el año 2020 se desarrollará el Campeonato de Primera División con 18 equipos y la Primera B con quince, proyectándose un juego de ascensos y descensos que permita regresar el 2022 a los 16 equipos por división.

Al conjunto colchaguino que dirige Pancho Arrué, solo le queda recurrir a eventuales acciones judiciales para revertir lo resuelto

comentarios

Previous Los jugadores más valiosos del grupo B de la Copa América 2020
Next El presente de Miiko Albornoz en la B Alemana