The Decision: El anuncio que cambió la carrera de LeBron James


El alero proveniente de Ohio sorprendió al mundo con una entrevista en televisión.

Por aquel entonces tenía 25 años, acumulaba un par de logros en su carrera y ya era considerado uno de los grandes jugadores de la NBA, pero algo faltaba. LeBron James era destacado como la principal figura de los Cleveland Cavaliers, equipo con el cual había disputado todas sus temporadas como profesional, desde 2003 hasta el 2010, año en que tomó una decisión que cambió su futuro.

‘The Chosen One’ mantuvo a todos los fanáticos del basketball pegados al televisor, ya que a través de la cadena ESPN, concedió una exclusiva entrevista donde dio a conocer mayores detalles de lo que sería su futuro: “Me voy a South Beach, jugaré para los Heat de Miami”. Con esas palabras, dejó en claro que partiría a Florida para disputar la siguiente sesión y conformar uno de los grandes tríos de los últimos años. Todo esto ocurrió en la noche del 8 de julio de 2010.

LeBron en la serie perdida ante San Antonio en 2007.

La presencia de Dwayne Wade, gran referente de Miami, y de Chris Bosh, que había sido recientemente incorporado a la franquicia proveniente de los Toronto Raptors, fue clave para que Lebron abandonara a los ‘Cavs’, su casa en la NBA: “Los tres sabemos como jugar al baloncesto y para nada tiene que cambiar nuestro estilo, al contrario somos un complemento perfecto y lo vamos a demostrar en el campo”, señaló en forma categórica, dándole vida al llamado “Big Three”.

Es que ese trío ya se conocía bastante. Fueron parte la camada del Draft del 2003, donde comenzaron su trayectoria en la actividad. Además, estuvieron juntos en el equipo estadounidense que consiguió la medalla de bronce en el Mundial de Japón 2006 y en la obtención de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. “No ha primado el dinero en mi decisión, sólo el aspecto deportivo y que es lo mismo que piensan Dwyane y Chris. Nuestra meta es ganar el título de la NBA”, concluyó.

James, Wade y Kobe Bryant durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Para el ‘King’, el anillo era una constante obsesión en su cabeza. No era para menos, ya que con 25 años era considerado toda una estrella y lo confirmaba en la cancha. Durante su estadía en Cleveland, nunca pudo ganar uno y cuando estuvo más cerca de lograrlo, cayeron en la final ante San Antonio Spurs en la temporada 2006/2007. Su partida dolió mucho en los Cavaliers, que en ese momento lo trataron de traidor y le desearon lo peor (hasta que regresó en 2014 y los llevó a cuatro finales consecutivas, ganando el único anillo de su historia en 2016).

De esta forma y consumada su llegada a los Heat, se mantuvo durante cuatro temporadas, ocupando la número 6 (en Miami la 23 está retirada en honor a Michael Jordan, a pesar de nunca haber jugado allí). En tal franquicia, se consagró bicampeón de la NBA, al alzar dos anillos en 2012 y 2013, donde a la vez se transformó en MVP de la fase regular y de las finales. De ahí en más siguió con su carrera y demostrando que es uno de los grandes basketbolistas de todos los tiempos, pero esta vez con títulos bajo el brazo. Una decisión difícil y polémica, pero que ayudó a marcar el camino del ‘King’, LeBron James.

El ‘King’ cuando ganó su primer anillo en la NBA.

comentarios

Previous Jean Beausejour, doblemente histórico
Next La Roja sub-17: ¿Quién es Cristian Leiva?