“Tengo compañeros a los cuales las burlas les hacen mucho daño”


Fotografía Fernanda Jeldres.

Conversamos con Raúl Ogaz, seleccionado nacional de fútbol de talla baja y kinesiólogo.

El equipo chileno ha dado mucho de qué hablar en el último tiempo por su participación en el Sudamericano de Bolivia. Raúl nos cuenta sobre su experiencia en el conjunto nacional, sus metas, las necesidades que enfrenta el equipo y las burlas que han debido soportar por las redes sociales. Todo esto y más, en la siguiente entrevista:

Fotografía: Fernanda Jeldres.

¿Cómo y cuándo debutas en la selección y cómo te tomaste en lo personal este llamado?

“A mí me contacta un colega de profesión que juega en la liga amateur de la comuna de Hijuelas, él es kinesiólogo de la Selección Chilena de Talla Baja. En un partido nos tocó enfrentarnos y me vio jugar. Por fortuna ahí jugué bien (comenta entre risas), así que le pidió mis datos al presidente de mi club. Al principio yo no tenía muchas ganas, porque me complicaba ir a Santiago a los entrenamientos, sin haber salido nunca de la comuna en la que vivo, pero después lo tomé como una oportunidad, como experiencia.

Debuté oficialmente en mayo. El mismo mes en que viajamos a Bolivia”.

¿Cómo fue esta experiencia en el Campeonato Sudamericano?

“Fue una experiencia que me llenó mucho en cuanto a lo personal, para conocer gente, otras culturas y lugares. Más allá de lo competitivo íbamos con la mentalidad de representar bien al país, quizás ninguno de nosotros se imaginaba que íbamos a salir campeones, pero se fue dando de a poco”.

Parte de la estadía de la Selección en Bolivia. Imagen gentileza Selección Chilena de Fútbol de Talla Baja.

En el fútbol, a nivel de selecciones mayores, juveniles y femeninas, existe una cierta rivalidad con Argentina ¿Existió esa rivalidad también en esta competencia?

“Sí, entre comillas. Algo anecdótico es que compartíamos el mismo hotel, entonces ellos eran muy buenos para cantar, bailar, aunque nosotros tampoco nos quedábamos atrás (ríe), entonces se empezó ahí mismo a generar esa “competencia”, súper sana en todo caso, nunca ninguna falta de respeto ni nada.

Sí se puede decir que ‘les teníamos ganas’, porque dentro del campeonato uno de los participantes de su equipo es dirigente de la asociación sudamericana, entonces cambió algunas reglas a última hora que a nosotros no nos favorecían. Pero eso hizo que entráramos con ‘pica’ en la final y comenzáramos ganando al tiro”.

¿Cómo fue financiado el viaje a Bolivia?

“Nosotros tuvimos que costear el pasaje, ya que la Federación Boliviana se hacía cargo del hotel y alimentación. El pasaje fue todo un tema, porque muchos de los que participan en la Selección no tienen un trabajo estable, entonces tenían que hacer rifas y completadas para poder tener todo el dinero necesario para pagar al menos el pasaje”.

Raúl en los instantes previos a un partido. Imagen gentileza de Selección Nacional de Fútbol de Talla Baja.

¿Hay auspiciadores que puedan sustentarlos?

“Muy poco la verdad, no hay nadie que nos vaya a costear pasajes e implementos, la mayoría de las cosas se ha ganado con fondos concursables del Estado y con esfuerzo de los jugadores y familias. Aunque sí hay uno que otro sponsor, la marca que nos viste por ejemplo, una empresa nos ayuda con la hidratación y tenemos una peluquería que sirve para los más vanidosos (se ríe y se toca el pelo). Por otra parte, la empresa de Luis Marín nos entrega guantes de arquero.

Estamos en una constante búsqueda de expandir los patrocinadores. También nos queremos federar para poder recibir recursos como de la ANFP, Ministerio del Deporte, lo que sería realmente  fundamental para seguir surgiendo y representar de mejor manera al país. Quisiera hacer un llamado a los grandes empresarios, a que no solamente se pongan la camiseta por la selección mayor, sino que también con las otras selecciones. Y no sólo fútbol, apoyar al handball, al voleyball o hockey, en general diversas disciplinas que tienen menos repercusión, pero que igual  necesitan de su apoyo”.

¿Cuáles son las metas en cuanto a lo personal y a lo colectivo?

“Como equipo, nosotros tenemos competencia en Paraguay en septiembre con partidos amistosos allá. Luego también comenzará el proceso de preparación para la Copa América del próximo año, ahora que ya nos probamos competitivamente, el objetivo es salir campeones.

En lo personal me gustaría conjugar la experiencia deportiva con mi carrera de kinesiólogo, seguir practicando y poder ser un aporte social por ejemplo en materia de inclusión”.

Raúl Ogaz con el trofeo del Campeonato Sudamericano.

¿Cómo ayuda a la inclusión el hecho de que exista una Selección Nacional de Fútbol de Talla Baja?

“El rol que cumple esta selección a nivel social es muy importante, uno lo ve desde adentro. Veo cómo mis compañeros se sienten plenos en este espacio, y muchas veces no dentro de la misma sociedad. Entonces para mí, que ya se empiece a hablar del tema, es sinónimo de cambio. Quizás al principio han sido burlas, pero ya estamos en boca de la gente. Lo tomamos como el pie inicial para poder generar un cambio y que la gente se dé cuenta que las personas de talla baja somos capaces de realizar las actividades que podría realizar cualquier otro. Tenemos un rol de cambio”.

La repercusión que tuvo lo hecho en Bolivia, se vio empañado por algunas burlas en las redes sociales. ¿Qué le dirías a la gente que quizás sin informarse siquiera, se quedaba en la burla fácil?

“Yo he tenido un proceso de aceptación bueno, ya me acepto y me veo con capacidades para lograr lo que me proponga. Pero sí tengo compañeros a los cuales las burlas les afectan en demasía. Me gustaría decirle a la gente que nosotros estamos representando a un país, entonces esas burlas en algún momento deben transformarse en apoyo, porque finalmente también los estamos representando a ellos. Los llamo a ser conscientes y un poco empáticos, escribir detrás de un teclado no los hará mejores por generar más “likes” o “me divierte”, también hay que ponerse en el lugar de la gente que los está leyendo, a la cual le puede afectar muchísimo. Como te comentaba, a mí no me afecta pero mucha gente aún está en un proceso personal de aceptación a la cual le pueden causar mucho daño”.

Poco a poco también se comienza a trabajar en categorías Junior y Femenina.

¿Cómo te tomas tu paso y proyección en la selección?

“Todos queremos que esto se profesionalice cada vez más, que se mejoren las condiciones para entrenar, no tener que estar haciendo rifas, completadas y platos únicos, para poder viajar y representar al país. Quizás no algo remunerado, pero sí tener las condiciones mínimas.

En lo personal y futbolístico, yo juego de delantero en el fútbol convencional, pero ahora me hicieron retroceder para ponerme de lateral, me gustaría perfeccionarme en este puesto, o donde me requiera el cuerpo técnico. Debo entrenar mucho. Aprovecho de agradecer a los profesores Carlos, Rodrigo y Richard que me han hecho mejorar mucho y eso lo noto también jugando fútbol convencional, mayor resistencia, mejor definición y velocidad”.

comentarios

Previous Un año de CR7 en Juventus
Next La Juventus busca seguir expandiendo su hegemonía