Serena Williams: Una estrella que no conoce barreras


La norteamericana debutó con triunfo en la primera jornada de Roland Garros.

Una trabajada victoria logró la tenista estadounidense, tras imponerse ayer sobre la rusa Vitalia Diachenko (82° WTA) por parciales de 2-6, 6-1 y 6-0. Pero más allá del triunfo de la actual número 10 del orbe, su victoria asombra por la poca continuidad que ha tenido a lo largo de la temporada, para lograr llegar a disputar uno de los torneos más exigentes de la temporada.

En la arcilla de París buscará su decimocuarto título de Grand Slam.

Luego de la lesión que sufrió a comienzos de temporada, tan sólo 9 partidos en modalidad singles ha jugado la ex número uno en lo que va de año, siendo el encuentro ante la rusa el segundo sobre arcilla. Tras el duelo, la deportista de 37 años señaló que necesita mucho entrenamiento para poder retomar el ritmo.

Cabe consignar que en algún momento la norteamericana había descartado su participación en el torneo parisino, para enfocarse en la temporada sobre hierba.

En 2018 el presidente de la federación Francesa de Tenis, Bernard Giudicelli, se refirió al atuendo de Serena señalando: “Hace falta respetar el juego y el lugar”.

Además, el año pasado su participación en el Grand Slam francés se vio empañada por una polémica desatada en torno a su vestuario, al cual debió recurrir por complicaciones post parto. Hoy, la menor de las Williams se enfoca en reencontrarse con su mejor nivel, debiendo enfrentar el jueves a la japonesa Kurumi Nara (238° WTA).

comentarios

Previous El regreso del ''bigoleador'' de América
Next Un nuevo fracaso para el Nico Córdova