Senegal: La cara de África


El mejor y único representante africano que queda en la Copa del Mundo. Ante Colombia se jugarán su propia final, en el partido más interesante del cierre de la fase de grupos.

Muchos podrán pensar que las expectativas de Senegal en el mundial se limitan a dejar una buena impresión, pero lo cierto es que apunta a ser uno de los cuadros sorpresa de los octavos de final, no solo por su actual posición en la tabla, también por plantel, cuerpo técnico y su forma de plasmarse en la cancha.

La celebración de Senegal tras clasificarse a su segundo mundial.

En el papel, el grupo H que incluía a Polonia, Colombia, Japón y Senegal, parecía que iba a ser dominado por los dos primeros, principalmente por la presencia de jugadores como Robert Lewandowski, Lukasz Piszczek o Piotr Zielinski en los europeos y de James Rodríguez, Radamel Falcao o Davinson Sánchez en los sudamericanos. Sin embargo, el plantel de Senegal no se queda atrás y con gran cantidad de jugadores que militan y juegan regularmente en el viejo continente, conforman un grupo con experiencia. Los “Leones de Terenga” clasificaron a Rusia 2018 invictos en el grupo D de las clasificatorias africanas y la presencia de jugadores como Kalidou Koulibaly, Idrissa Gana Gueye, Alfred N´Diaye, MBaye Niang o Sadio Mané, por solo nombrar algunos, los convierten en una selección para no mirar en menos.

Sadio Mané, jugador del Liverpool, es el capitán y figura del equipo.

Además, cuentan con experiencia desde la banca. Aliou Cissé era el técnico de las divisiones menores del fútbol senegalés y en 2015, fue designado para ser el director técnico de la selección adulta. Quizás era la mejor opción para llevarlos de nuevo a un mundial, ya que justamente era él quien capitaneaba a Senegal cuando éstos tuvieron su primera participación mundialista en Corea-Japón 2002, recordada por el triunfo ante el vigente campeón Francia y por alcanzar en aquella edición los cuartos de final, que es lo más lejos que ha llegado un cuadro de África. Muchos de los jugadores de la actual plantilla, eran unos niños cuando vieron a su técnico portar la jineta de su país por primera vez en una cita planetaria, motivación más que suficiente para intentar volver a hacer historia.

Aliou Cissé, el técnico que llevó de nuevo a Senegal a un mundial.

En un mundial en donde ha primado el resguardo defensivo, una transición lenta del balón y un alto porcentaje de posesión sin mucha profundidad, Senegal propone un juego mucho más directo, en donde con pocos toques se llegue al área contraria y con desmarques constantes se aprovechen el pique en velocidad de sus jugadores. Si bien tampoco es una selección que descuide la faceta defensiva, se agradece que dentro de la amplia gama de equipos conservadores, haya equipos que propongan un juego más alegre.

Ante Colombia veremos un tremendo encuentro, ya que los cafeteros deberán salir a ganar para abrochar su clasificación a octavos de final y sin duda que Senegal no se las pondrá fácil, primero para superar sus propios números y también para sacar la cara por todo un continente: “Puedo garantizar que toda África nos está apoyando. He recibido llamados desde todos lados. Estamos orgullosos de representar a nuestro continente, y estoy orgulloso del equipo, pero seguiremos siendo humildes”, declaró Cissé luego del triunfo en la primera fecha ante Polonia. Solo queda esperar cómo se resuelve todo en la última fecha mundialista y si Senegal cumple con ser la cara de África en Rusia 2018.

comentarios

Previous Alemania y una nueva víctima de la maldición
Next Sorpresas mundiales