Ryan Giggs, el entrenador que saltó a la cancha


No es la única vez que esta situación ha ocurrido en el fútbol inglés.

Ryan Giggs, el histórico jugador galés, cumple 45 años y hoy recordamos uno de sus grandes momentos en su paso por el fútbol. Es que no solo de su inolvidable etapa como jugador del Manchester United, elenco que defendió sin interrupción durante sus 25 años de carrera, podemos contar historias. También de su periplo como técnico del club de toda su vida.

Tras la retirada de Sir Alex Ferguson y la llegada de David Moyes, el oriundo de Cardiff fue anunciado como ayudante del ex técnico de Everton, cuando aún era miembro de la plantilla activa de la escuadra de Old Trafford. El 22 de abril de 2014 y tras la mala campaña de Moyes, el actual seleccionador de su país es anunciado como el entrenador oficial, por lo que las ofició de jugador y DT a la vez, cuando ya jugaba su último año como futbolista activo.

El momento en que Giggs se “ordena” ingresar.

En ese marco, terminando la temporada 2013/2014, el United se enfrentó en la jornada 37 de la Premier League al Hull City en el “Teatro de los Sueños”, donde al minuto 69, Ryan Giggs se saca el buzo de técnico y ordena su ingreso a la cancha, en el que finalmente fue su retiro como profesional. Pero la historia no queda allí, pues en momentos en que el equipo no se encontraba en la forma futbolística, el galés entró y fue suficiente para dar una asistencia para que Robin Van Persie anotara el tranquilizador 3 a 1. El entrenador-jugador se fue ovacionado y con una victoria en su despedida.

Después del duelo debió volver a su función como DT y allí anunció el fin: “No podemos ganar siempre, pero haremos todo lo posible por ser ganadores”, fue una de las frases enunciadas aquel día, además de señalar que siempre estará para darle una mano a la institución.

Esta ocasión no fue la única en que el balompié de Inglaterra ve un acontecimiento como el que ocurrió con el galés. Otro caso lo encontramos en John Giles, referente del Leeds United que en su momento llegó a ser seleccionador de Irlanda, técnico del West Bromwich Albion y futbolista de ambas escuadras. También está el caso de Kenny Dalglish, que se hizo cargo del Liverpool tras la final de Helsey en 1985, ganando una liga y una copa inglesa. Finalmente, entre otros casos, encontramos al tremendo Ruud Gullit, que se hizo cargo del Chelsea en 1996 y ganó la FA Cup al año siguiente.

comentarios

Previous La carrera europea de Eduardo Lobos
Next Con ustedes, Sebastián Moreno