Roger Federer no descansa y sigue luchando en el circuito ATP


La edad no es un tema importante para el tenista oriundo de Basilea.

Muchos fanáticos del tenis estuvieron pegados a su pantalla para presencia la semifinal de Wimbledon entre Roger Federer y Rafael Nadal. El partido que todos querían ver nos entregó una nueva versión de uno de los grandes clásicos de todos los tiempos, en que la expectativa estaba puesta en que el suizo confirmara su chapa de favorito ante el rival que más difícil le ha hecho las cosas en el circuito.

Es que no se puede discutir el dominio que el helvético tiene sobre las canchas de césped, donde se puede asimilar su poderío a lo que el español consigue en la arcilla. Además, a sus 37 años, las posibilidades de presenciar este encuentro se hacen cada vez menos y la esperanza de que pueda acortar la diferencia estadística entre ambos, pretende hacer un poco más de justicia con quienes consideran a Federer como el mejor tenista de la historia (el registro quedó 24 a 16 en favor del mallorquí).

Ahora, el ex número 1 del mundo deberá seguir marcando hitos en su carrera frente a quien es el actual mejor posicionado en el ránking ATP, Novak Djokovic, su rival del día domingo a partir de las 9:00 horas. “Todos sabemos lo bueno que es Federer en cualquier lado, pero especialmente aquí. Esta superficie complementa su juego mucho. Le encanta jugar muy rápido. Le quita tiempo a su oponente. Te empuja en todo y es una presión constante con la que tienes que lidiar”, declaró el serbio en la previa de la final del Grand Slam inglés.

“He jugado aquí con Roger algunas finales épicas así que sé lo que esperar. Es la final de Wimbledon, es la clase de partido con la que siempre sueñas cuando eres pequeño, tienes una raqueta y quieres ser parte de ello. Es para lo que he luchado y quiero estar en esta situación”, agregó el serbio, que mira todo desde el top del escalafón mundial, el cual pase lo que pase mañana no le puede ser arrebatado.

Sin embargo, para su ‘Majestad’ más allá de la importancia propia del duelo, la aspiración de seguir siendo el gran referente de este deporte a los 37 años es una ambición latente. El mismo Roger ha dicho que el ránking ya no es un tópico de alta necesidad, sino que hacer un buen papel en los torneos más disputados del circuito es su principal deseo (a pesar de que si gana el domingo, le quitará el segundo lugar del ránking a Nadal).

“Ha jugado muy bien hoy ante Roberto Bautista que venía haciendo un torneo increíble. Espero poder ganarle, pero va a ser muy difícil. He tenido un año muy sólido. Gané en Halle y ahora mismo tengo las estrellas alineadas. Desde ese punto de vista, puedo encarar el partido con mucha confianza”, dijo Federer, luego de llegar a su final 31° en Grand Slam. Además de Rafa, ‘Nole’ es la otra figura que presenta una estadística favorable frente al suizo, con 25 triunfos contra 22.

comentarios

Previous La polémica que remece el fútbol femenino
Next Un día ingrato para la Albiceleste