Ricardo Gareca va por la gloria con Perú


El técnico argentino buscará meterse en la historia grande del cuadro incaico.

Hubo un tiempo en que el fútbol peruano estuvo sumergido en el silencio. Su selección no lograba grandes resultados a nivel oficial y no era mirado como un rival complicado. Años y clasificatorias pasaron, pero los del ‘Rimac’ no podían decir presente en una Copa del Mundo. En Copa América la situación no cambiaba mucho, ya que a pesar de algunas buenas actuaciones, no tocaban la gloria desde 1975.

En virtud de aquello, podemos considerar el 2 de marzo de 2015 como una de las fechas que se metió entre los grandes hitos del balompié incaico. Aquel día Ricardo Gareca fue presentado oficialmente como entrenador de tal país, lo que sin duda marcó un antes y un después para su fútbol: “Acepto este desafío, sabiendo que nos espera una tarea dura, complicada, pero no imposible. Nada es imposible cuando uno cree. Y yo creo en el fútbol peruano, por eso estoy sentado aquí y acepté el cargo de la selección peruana”, fueron algunas de sus primeras palabras.

Su primer gran desafío fue justamente la Copa América 2015, organizada en nuestro país. Su equipo llegaba sin muchas aspiraciones a suelo nacional, pero teniendo claro que en la banca había un hombre serio y comprometido. El saldo de tal competición fue ver un Perú mucho más sólido, que afrontaba mejor los encuentros y que terminó por obtener el tercer lugar, reeditando lo hecho en Argentina 2011.

Tras este certamen, paulatinamente fue dándole cabida a nuevos talentos en el equipo titular, donde nombres como Renato Tapia, Miguel Trauco, Edison Flores y André Carrillo comenzaron a adquirir más protagonismo. Al mismo tiempo, figuras tales como Claudio Pizarro, Juan Manuel Vargas y Carlos Ascues terminaron sus ciclos en la selección por decisión técnica del ‘Tigre’, dando a entender que debía renovarse el plantel.

Luego vendrían tiempos complicados, ya que por un lado en la Copa América Centenario no pudo reeditar el bronce obtenido en Chile y en las clasificatorias rumbo a Rusia 2018 el combinado incaico no podía encontrar su mejor versión. Tanto fue así que durante gran parte del proceso estuvieron lejos de los puestos de avanzada y no faltaron las críticas en contra de la dirección del ex técnico de Vélez Sarsfield.

Sin embargo, las últimas fechas de las eliminatorias resultaron ser tremendamente positivas para el cuadro peruano, que comenzó a pararse mejor en la cancha, volviéndose un equipo tácticamente respetable y que complicaba a sus rivales con precisas transiciones en ataque, que aprovechaban el buen pie y velocidad del ataque bicolor. Así fue como terminaron obteniendo un lugar por el repechaje a la cita rusa, superando a Nueva Zelanda en dicha instancia y clasificando a un mundial luego de 36 años.

“Vamos a enfrentar un gran momento de Brasil que se sostiene, en el momento ideal nuestro. Venimos de ganar a dos selecciones muy fuertes, como Uruguay y Chile, y eso nos ha fortalecido. Si tengo que elegir un momento para enfrentar a Brasil es éste, como llegamos nosotros, es importante”, fueron los dichos de Ricardo Gareca, en la previa de la final de Copa América, que mañana animarán ante Brasil a partir de las 16:00 horas.

El Estadio Maracaná será la sede que albergara un partido que podría meter al entrenador argentino en los libros dorados del fútbol peruano y conquistar el tercer título de esta naturaleza para los del ‘Rimac’. Un desafío para nada fácil, ya que al frente está el cuadro local, que en el papel es el favorito para llevarse el trofeo. El ‘Tigre’ espera el inicio de la definición y poder confirmar la ilusión de un pueblo que recuperó la fe en ganar otra vez.

comentarios

Previous El Brasil-Perú más polémico de la historia de Copa América
Next Chile, el país con más cuartos lugares en la Copa América