Rafael Márquez: Las marcas del patrón azteca


El defensor es considerado uno de los máximos referentes futbolísticos de su país.

Un día como hoy pero del año 1979, nace en la ciudad de Zamora, perteneciente al estado de Michoacán, uno de los jugadores más exitosos que haya dado el fútbol mexicano, Rafael Márquez Álvarez.

Debutó con la camiseta del Atlas a los 17 años, mostrando desde su juventud buenas condiciones, que lo llevaron a pelear en 1999 la liga azteca junto al elenco de Guadalajara, cayendo finalmente ante el Toluca. Esas actuaciones lo situaron a mediados de ese año en el Mónaco, ganándose de inmediato un puesto de titular y obteniendo esa misma temporada la Ligue 1, en lo que era el séptimo título para el principado. Además salió elegido el mejor defensa de aquel torneo.

El “Kaiser de Michoacán” en su presentación en el Mónaco.

Sus buenos años en Francia le sirvieron para fichar en Barcelona, transformándose en un jugador importante para la historia del club catalán. Allí ganó 12 títulos, entre los cuales podemos encontrar la Champions League 2005/2006 (siendo el primer mexicano en ganarla) y el “sextete” de la temporada 2009, cuando además de ganar La Liga, la Copa del Rey y la Supercopa española, alzaron la Champions League, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, todos con Pep Guardiola en el banco.

Se convirtió en el octavo extranjero con más partidos por la institución y siempre fue muy bien evaluado por sus compañeros y técnicos. Carles Puyol, histórico capitán blaugrana, lo destacó como uno de los mejores compañeros que tuvo en la zaga: “Márquez y Piqué son con los que más y mejor me entendí”. Por su parte, Frank Rijkaard, quien fuera su entrenador y que lo llevó hasta el Camp Nou, alguna vez lo definió como “una referencia dentro del campo de juego”. Fueron en total siete temporadas donde supo jugar en la defensa e incluso en el mediocampo, siempre con un nivel muy regular.

En 2010 dejó España para sumarse a los New York Red Bulls de la MLS, donde se mantuvo hasta 2012 en una etapa considerada como mala para el central, ya que él mismo declaró que no era el momento para dejar el viejo continente. En 2013 volvió a su país para jugar en el León, consiguiendo sus únicos dos campeonatos locales y consagrándose con el equipo esmeralda después de 21 años.

Tuvo después un sorpresivo regreso a Europa tras el mundial de Brasil 2014, trasladándose hasta Italia para jugar en el Hellas Verona con 35 años. Luego de su periodo en la Serie A, vuelve a Atlas, el equipo que lo formó como profesional para jugar sus últimos torneos y retirarse de la actividad en 2018.

Con la selección de México es un referente absoluto. Es el jugador que más mundiales disputó con 5 (2002, 2006, 2010, 2014 y 2018), junto a Antonio Carbajal, Lothar Matthaus y Gianluigi Buffon, es el azteca que más partidos disputó en citas planetarias con 19 duelos, se ubica junto a Cuauhtémoc Blanco como los terceros máximos anotadores del “Tri” en Copas del Mundo con 3 goles (convirtió en 3 ediciones consecutivamente), sumó el máximo de Copas América disputadas para un mexicano con 6, también está en el grupo que participó en más Copas de Oro con 4 torneos y es el tercer jugador con mas presencias con la camiseta de su país con 148 encuentros.

Una trayectoria y estadísticas que muestran lo buen jugador que fue Rafael Márquez, el cual cumple hoy cuatro décadas. Fue uno de esos futbolistas que siempre te va a cumplir en la cancha y que además aportan buen liderazgo al camarín. Para algunos, el mejor jugador mexicano de la historia, por su palmarés y por lo mostrado en cancha.

comentarios

Previous Gordon Banks: La partida del mítico portero inglés
Next El goleador de las Malvinas