¿Qué fue de los Golden Boy?


Joao Felix se sumó esta semana a la lista de jugadores jóvenes que desde 2003 recibe el galardón.

Wayne Rooney, Lionel Messi, Sergio ‘Kun’ Agüero, son algunos de los grandes nombres que se han quedado con el trofeo Golden Boy que entrega el periódico italiano Tuttosport. Pero más allá de estos nombres que lograron tener, y aún tienen carreras consagradas, existen un par a los cuales se les perdió un poco la pisada.

El primer futbolista en recibir el galardón, fue el holandés Rafael van der Vaart, quien lo obtuvo mientras militaba en Ajax. Con destacados pasos por Hamburgo, Real Madrid, Tottenham, entre otros, en 2018 se retiró de la actividad vistiendo los colores del Esberg fB de Dinamarca.

Van der Vaart en Real Madrid.

El año 2008, el reconocimiento recayó en el brasileño y jugador de Manchester United en ese entonces, Anderson. Sus años más destacados fueron precisamente en los Diablos Rojos, principalmente en sus primeras temporadas. En septiembre de este año, anunció su retiro mientras jugaba en el Adana Demirspor de la segunda división turca, con tan sólo 31 años.

Anderson en una de sus últimas temporadas en Manchester.

Alexandre Pato, fue quien consiguió el trofeo en 2009 mientras se encontraba en AC Milán. Luego de se aventura en Italia, volvió al fútbol brasileño, teniendo breves pasos por Villarreal y Chelsea, para luego recalar en Sao paulo donde juega hasta hoy con 30 años.

El caso de Mario Balotelli es bastante conocido. Luego de ser reconocido como Golden Boy en 2009 (en Manchester City), tuvo pasos por múltiples equipos donde no terminó por asentarse. Hoy viste la camiseta del Brescia, que marcha como colista absoluto de la Serie A.

Super Mario tendría sus días contados en Brescia, luego de varias polémicas.

Un caso más cercano es el de Renato Sanches. El portugués fue premiado en 2016, tras haber sido fichado por Bayern Munich por una cifra bombástica de 35 millones de euros. Sin poder refrendar lo hecho en Benfica años atrás, fue a parar al Swansea al año siguiente en calidad de préstamo. Hoy, el crack de 22 años, forma parte de los registros del Lille.

comentarios

Previous La despedida de Chico Mark
Next En Malmo no quieren saber de Zlatan