¿Qué fue de Gastón Cellerino?


El atacante ha defendido clubes de distintas partes del orbe en su paso por el fútbol.

Hace poco pudo volver a Chile, pero no se llegó a buen puerto. Gastón Cellerino debe ser uno de los delanteros más recordados por los hinchas nacionales de los últimos años, tanto por los goles que anotó en nuestro país como por un par de polémicas en las cuales se vio envuelto. Entre otras cosas, inolvidable fue la chilena que anotó jugando por Rangers de Talca (que hasta Carlos Chandía, juez del encuentro, aplaudió en cancha) o la patada que le propinó a Mauricio Viana jugando por Unión La Calera.

El argentino ha realizado una buena carrera, quizás no con todas las luces que quisiera, pero se convirtió en un trotamundos, llevando sus goles a distintos países. Tanto así que a pesar de haber pasado por las divisiones inferiores de River Plate y Boca Juniors, no debutó profesionalmente en su país, sino que tomó la decisión de probar suerte en Perú, siendo la Universidad de San Martín su primer club profesional en 2007 y aportando allí un par de goles en la obtención del Torneo Descentralizado en el único semestre que estuvo en tierras incaicas.

Parecía que su futuro sería en grande, ya que estuvo a prueba en Peñarol dos semanas, llegando a ser fichado por el cuadro manya, pero lamentablemente sin sumar ningún minuto en Uruguay. Fue así como Rangers puso sus ojos en él, llegando a comienzos del 2008 a la séptima región y destacándose principalmente en la segunda parte del año, tras convertir 16 goles y ser el segundo máximo artillero del Torneo de Clausura, con la chilena a Palestino incluida.

Cellerino en Rangers, el club donde realizó su primera gran campaña.

El gran nivel demostrado en el elenco rojinegro lo llevó a Europa, donde fichó por un Livorno que se encontraba en la Serie B de Italia en ese entonces. Al año siguiente incluso disputó la Serie A, aunque sin mucho éxito y su club volvió a descender. Luego pasó a España para defender al Celta de Vigo en la segunda división y luego tuvo su estreno en el balompié trasandino con la camiseta de Racing de Avellaneda. Estas fueron sus grandes oportunidades, pero que no se aprovecharon lo suficiente.

El argentino en su paso por el Celta de Vigo.

Tras eso, regresó a Chile a defender los colores de Unión La Calera, donde protagonizó una enorme polémica tras la patada en el pecho que le propinó a Mauricio Viana, en un duelo entre cementeros y Santiago Wanderers en un encuentro por el torneo local. Tal agresión lo llevó a ser formalizado por el Juzgado de Garantía de Valparaíso por Ley de Violencia en los Estadios y castigado por el Tribunal de Disciplina de la ANFP con 7 fechas. Curiosamente, tiempo después terminó fichando por el cuadro verde, reconciliando su relación con el portero Viana y realizando buenas campañas.

El artillero estuvo muy arrepentido de la agresión que realizó con los colores de La Calera.

El paso por la quinta región ha sido lo último que el oriundo de Río Negro dejó en Chile. Tras eso, se mudó a Estados Unidos para jugar por el New York Cosmos en 2015, donde compartió camarín con figuras como el ex Real Madrid Raúl o el ex Villarreal Marcos Senna. Tras su breve pasó por Norteamérica pasó por el Bolívar de La Paz, Felda United de Malasia y Deportivo Pasto en Colombia.

Tuvo a fines del año pasado la posibilidad de volver a Rangers, pero la opción no se concretó. Actualmente está teniendo su revancha en el viejo continente, ya que se puso la camiseta del Real Balompédica Linense de España, escuadra que disputó la tercera categoría del fútbol ibérico. En total, fueron 8 los goles que Cellerino aportó en la temporada 2018/2019, las cuales no fueron suficientes para lograr el ascenso pero le dieron a sus 32 años un piso para ser considerado por la institución.

comentarios

Previous El VAR dirá presente en la Copa América
Next Carlo Ancelotti, no sólo un gran DT