Porto Alegre: La ciudad que vibra con Elías Figueroa


El histórico defensor nacional dejó una huella imborrable en el cuadro colorado.

Perú consigue su clasificación a semifinales y de esta forma Chile conoce su rival en la ronda de cuatro mejores. El peregrinaje de los hinchas chilenos en la Copa América se mantiene y seguirán sumando kilométros para ver al combinado nacional. Sao Paulo, Salvador de Bahía y Río de Janeiro, son las sedes que han recibido a los fanáticos criollos, que ahora deberán moverse a una ciudad que tiene una especial conexión con nuestro país.

En el estado de Río Grande do Sul se ubica Porto Alegre, una urbe que lleva a flor de piel el eterno recuerdo por un futbolista nacional: Elías Figueroa. Nuestros compatriotas comenzaron a repletar sus calles, siempre reconocibles gracias a sus camisetas rojas, y los brasileños no dudan en nombrarles al central oriundo de Valparaíso cada vez que los ven caminar por la ciudad.

Es que el defensor ocupa un lugar privilegiado no solo en el fútbol chileno sino que a nivel planetario siempre ha sido halagado, siendo Brasil uno de sus más férreos escuderos. Lo realizado en su periodo como jugador de Internacional terminó por consagrar una carrera plagada de éxitos y, a la vez, catapultar al cuadro colorado a una de las grandes épocas en su historia.

Uno de los murales que inmortaliza la figura del chileno.

Luego de ganar prestigio por sus temporadas en Peñarol, arribó al Inter en noviembre de 1971 para conquistar un fútbol donde las figuras nacionales no eran vistas como parte de la élite. Con el ex Palestino en cancha, el cuadro de Porto Alegre ganó dos de sus tres Brasileiraos (1975 y 1976), además de obtener seis torneos gaúchos de forma consecutiva. El rendimiento de Figueroa lo transformó en un bastión para la zaga y lo llevó a sus máximos reconocimientos individuales, ya que durante su estadía en la nación de la samba ganó el premio al mejor jugador de América en 3 ocasiones.

Un hecho que los hinchas de internacional llevan marcado a fuego es el llamado “Gol Iluminado”. Los de Beira Río jugaban ante Cruzeiro la opción de conseguir la primera Serie A de su historia. Como buen defensa, el cabezazo era una de las grandes herramientas de ‘Don Elías’, por lo que no era sorpresa que subiera al área rival en las pelotas detenidas. En un día por completo nublado, el cielo inexplicablemente se abrió cuando el chileno saltó a ganar el balón y convertir el gol del título.

Era tanta la emoción que generaba su figura que en aquella época era sumamente difícil que caminara entre el público, ya que todos querían acercarse y tocarlo. Debía esconderse para llegar a los partidos e incluso se han compuesto canciones en su honor, como “Patrón del área” de Regis Antonio. Los mismos brasileños le pidieron en su momento que se nacionalizara y la dirigencia de Internacional le ofreció un cheque en blanco antes que volviera a Chile. Todo esto, solo una parte de lo vivido allá por el porteño.

Cuando Pelé, Zico y Rivelino jugaban en Brasil y eran considerados de lo mejor del balompié mundial, Elías Figueroa estuvo ahí para destacarse y ser alabado en la tierra que ha sido cuna de algunos los más grandes futbolistas de la historia. Es por ello que no debiera sorprender todo lo que genera el central nacional, que dejó su huella imborrable en Porto Alegre y que generó la conexión de aquella ciudad con nuestro país.

comentarios

Previous España y Alemania van otra vez por la Euro Sub-21
Next Hakan Sukur: El héroe del fútbol turco que hoy vive en el exilio