Paulo Díaz: Paciente y seguro


Luego de sus grandes temporadas en San Lorenzo de Almagro, el defensor espera con tranquilidad una llamada que le permita dar un salto.

Cuando Chile aún se encontraba con chances de clasificar a Rusia 2018 y, si bien era un tema puesto sobre la mesa, no se mostraba con la urgencia actual la búsqueda de futbolistas con proyección en nuestro fútbol, Paulo Díaz apareció como uno de los primeros nombres de una nueva camada de jugadores que podían calzarse la camiseta de la selección nacional. Aunque su primera nominación se remonta a un amistoso en 2015 con Jorge Sampaoli como DT, fue en marzo de 2016 cuando tuvo su aparición en una lista de clasificación mundialista, aquella vez con Juan Antonio Pizzi al mando.

El llamado dentro de todo, era probable. La falta de un jugador que peleara un puesto donde Mauricio Isla corría solo hace años y su buen presente en el fútbol argentino, eran argumentos suficientes como para darle al formado en Palestino una oportunidad en la selección. De ahí en más, la figura de Díaz comenzó a emerger como uno de los jugadores jóvenes más respaldados por el medio futbolístico, por lo que su inclusión en “La Roja” adulta se convirtió en una realidad.

Paulo Díaz en su paso por Palestino.

La suma de estos factores trajo consigo distintos rumores, tan habituales en el mundo del fútbol, que situaban al central de San Lorenzo en el viejo continente. Diversos medios trasandinos comenzaron a especular con su salida, como por ejemplo Clarín, que señaló en el mes de junio que Atlético de Madrid, Valencia e Inter de Milán fueron algunos de los equipos más interesados y que se habían contactado con la entidad azulgrana para conocer la realidad contractual del jugador.

Lo cierto es que de esas noticias ya han pasado un par de meses y Paulo Díaz sigue siendo jugador del “Cuervo”. En el caso del cuadro colchonero, dirigido por Diego Simeone, la salida del subcampeón del mundo Sime Vrsaljko parecía abrir la puerta para la llegada del ex Palestino, pero la llegada del colombiano Santiago Arias apaciguó las opciones de Díaz. Parecida es la situación del Inter de Milán, ya que el croata Vrsaljko emigró justamente al club italiano para llenar la salida del lateral portugués Joao Cancelo, cerrando al parecer otra puerta. Solo Valencia es una de las opciones que sigue en pie, ya que medios españoles como Mundo Deportivo, han señalado al chileno como posible refuerzo y el cuadro ché aún no ha podido llenar ese puesto.

Díaz junto a Arturo Vidal en la selección chilena.

La falta de ofertas formales no nublan a Paulo Díaz. El defensa declaró hace un par de semanas que se encuentra a gusto en el cuadro argentino, en especial luego del cambio de posición, que lo volvió a situar en el centro de la zaga: “No estoy interiorizado en una posible salida mía. Estoy muy contento acá y más aún con el cambio de posición. Hace rato quería jugar de central y creo que lo hice bien. Hay que seguir trabajando para demostrar ser una buena opción allí”. El ex Colo Colo sabe que es titular en una liga competitiva y que es uno de los valores de proyección de San Lorenzo, por lo que opciones de emigrar a un club más importante van a llegar y la paciencia es un buen aliado en estos momentos.

Eso sí, en las últimas horas y a dos días del cierre del libro de pases argentino, ha circulado la información de que el Al-Ahli de Pablo Guede realizará una oferta por el jugador, que cumpliría con los requisitos monetarios presentes en el contrato del seleccionado nacional y que dejaría al cuadro argentino con una baja de última hora.

 

 

 

 

 

 

 

 

comentarios

Previous Uno que sabe de reinventarse, la nueva gran aventura del Chelo Díaz
Next Los locos hitos del camino a Sudáfrica 2010