“O fenômeno”: A 25 años del fichaje de Ronaldo por el Barcelona


El brasileño jugó una sola temporada por el cuadro blaugrana, logrando múltiples títulos.

Un día como hoy, pero en 1996, el FC Barcelona hacía oficial el fichaje de un joven brasileño llamado Ronaldo Nazario, quien se convertiría en el futuro como uno de los mejores delanteros de la historia. El atacante anunció esta noticia mientras se encontraba concentrado con su selección cuando se preparaban para los JJ.OO. de Atlanta.

En ese tiempo, el vicepresidente era Joan Gaspart, quien fue el encargado de cerrar el traspaso en tierras norteamericanas. Ronaldo fue presentado como nuevo jugador del Barcelona en agosto de 1996, luego de haber disputado las dos últimas temporadas a un gran nivel en el PSV Eindhoven, club donde marcó 54 goles en 57 partidos.

Nunca estuvo en mis manos, yo quería quedarme en el Barça" - AS.com
Tras dos años en el PSV, en donde el brasileño consiguió una Copa y una Supercopa de los Países Bajos, firmó con el club catalán, en una trasferencia que alcanzó los 2.500 millones de pesetas (15 millones de euros aproximadamente), récord de la historia de los fichajes hasta ese momento,

En el Barça jugó solamente una temporada, pero un año en que la descoció. Anotó 47 goles en 49 partidos. De estos, 34 tantos fueron en la Liga, proclamándose Pichichi del campeonato y Bota de Oro europeo. Se proclamó campeón de la Copa del Rey, la Supercopa de España y de la Recopa de Europa. En verano de 1997, fue traspasado al Inter de Milán, que pagó los 4.000 millones de pesetas (24 millones de euros aproximadamente).

Ronaldo Nazario ganó el FIFA World Player tanto en 1996 como en 1997, y fue Balón de Oro de 1997 tras su magnífico año como azulgrana.

"Yo solo hacía una cosa mejor que Ronaldo: marcar de cabeza"
En el Inter, se encontró con el chileno Iván Zamorano, jugando por cuatro temporadas juntos en el cuadro Nerazzurri.

comentarios

Previous Bukayo Saka, sobre los comentarios racistas: "No dejaré que esto me rompa"
Next Memphis Depay: "Jugar en el Barcelona hace que valga la pena el viaje"