El número de las papas fritas con kétchup


O’Higgins protagonizó una polémica estrategia de marketing que dio la vuelta al mundo.

El pasado domingo, minutos antes del mediodía, el 11 inicial de Huachipato hacía ingreso a la cancha del Estadio Ester Roa Rebolledo para recibir al O’Higgins del “Fantasma” Figueroa. El equipo rancagüino, luego de casi un minuto de atraso, apareció en el césped con un elemento difícil de ignorar. Además de arrancar el campeonato con una equipación alternativa de color rosado, el Capo de Provincia presentó sus dorsales hechas de papas fritas a modo de saludo a su nuevo auspiciador, McDonald’s. Por si el ridículo no fuera suficiente, los números contenían kétchup en sus puntas.

Además de esta tragicómica situación, que puso a O’Higgins ante los ojos de la prensa de todo el planeta, los números -de color amarillo y con poco grosor- no hacían el contraste suficiente con el tono de la camiseta para que éstos fueran identificados tanto por los espectadores como por el árbitro y las cabinas de transmisión. Así lo entendió José Cabero, árbitro del encuentro, que en su informe señaló: “El equipo de O’Higgins presenta una camiseta rosada la cual tiene unos números amarillos que no son visibles para el equipo arbitral, televisión y público, por lo que no cumple con el artículo 36 de las bases del campeonato nacional“. Esta transgresión al reglamento de la ANFP tiene al club de la VI Región al borde de una sanción que podría alcanzar las 20 UF.

Pero en Rancagua no ven el hecho con malos ojos. Si bien esta decisión hizo enfurecer a gran parte de la parcialidad celeste, Juan Cristóbal Ibieta, gerente comercial de O’Higgins, entregó declaraciones a La Tercera donde claramente se advierte un balance positivo. A continuación, las palabras del dirigente rancagüino:

Fue una acción puntual, a raíz del primer partido con McDonald’s. Quisimos hacer una publicidad distinta, innovadora, que generara un impacto importante (…) Esperamos que no sea la primera de estas medidas. Hay que atreverse a innovar. Fue una acción puntual, pero que tuvo un buen impacto. Hubo mucho de joda en el tema, pero en general había bastante gente hablando de eso. Fue un éxito. (…) Ya para el próximo partido tendremos números normales, con negro, con los sponsor en forma normal. En lo personal, me encantaría tener más iniciativas de este tipo y que las marcas se atrevan a hacer cosas diferentes. (…) Nos caímos en el tema del contraste de las camisetas. No va a volver a ocurrir, indudablemente. Nos preocupamos de la norma de los 25 centímetros, pero efectivamente tuvimos problemas con el contraste. No esperábamos que no se viera“.

Al final, el marcador 2-1 a favor de Huachipato pasó a ser tan sólo una anécdota…

comentarios

Previous Futbolistas que pasaron por la Universidad
Next ¿Una maldición? Jarry saldrá del top 50