Nestor Pitana: carácter sudamericano para la final


El árbitro de 43 años se convertirá en el segundo argentino en dirigir la decisiva instancia.

Ayer, la FIFA confirmó a Nestor Pitana como el juez central para la final de Rusia 2018 que enfrentará a croatas y franceses. La máxima entidad regidora del fútbol se fue a la segura designando a un colegiado de una y mil batallas, con un estilo bastante marcado, el cual siempre tiene espacio para dejar ver su autoridad en la cancha. El trasandino no debería tener problemas.

La Roca, como lo apodaron sus compañeros FIFA en la concentración de Rusia 2018, inició su carrera arbitral a inicios del 2000 luego de haber estudiado educación física, mientras ejercía como profesor y referí en la quinta categoría Argentina. Previo a aquello, practicó fútbol en su natal Misiones y además jugó básquetbol de manera semiprofesional. Debutó como árbitro de primera división el año 2007 y de ahí en adelante su carrera estuvo plagada de éxito y ascensos, debutando en 2014 en superclásicos argentinos. Como dato curioso, también apareció en la película argentina “La Furia” protagonizada por Diego Torres.

Su primer “superclásico” tuvo lugar en 2014.

A nivel sudamericano, siempre que hay algún partido complejo y “caliente” el designado suele ser Pitana. Ha dirigido las semifinales de la Copa Sudamericana 2016 y 2017, la final de la Recopa Sudamericana 2015, y el año 2017 tuvo el honor de pitar en la final de la Copa Libertadores entre Atlético Nacional e Independiente del Valle. Además, en las clasificatorias sudamericanas, la CONMEBOL suele asignarles los partidos más complejos, como Uruguay-Brasil o Chile-Perú. Todo esto se debe al estilo referil del oriundo de Misiones, ya que el colegiado posee un carácter fuerte que muchas veces lo lleva a separar bruscamente a los jugadores ante la más mínima escaramuza, atributos que la federación tuvo en cuenta a la hora de designarlo.

En el mundial de Brasil 2014 tuvo que impartir justicia en 4 encuentros, con un excelente desempeño. Con dicha participación, más las justas dirigidas en la presente copa del mundo, el profesor se convertirá en el segundo juez con más partidos pitados en mundiales (9 encuentros), por detrás del uzbeco Irmatov. Además, será el segundo argentino en protagonizar una final del mundo, tras Horacio Elizondo que hizo lo propio en Alemania 2006, siendo los trasandinos los únicos en la historia de los mundiales, que han arbitrado el partido inaugural y la final.

En Chile, Pitana no trae muy buenos recuerdos, ya que en un partido válido por las clasificatorias a Rusia el año 2016, el misionero tuvo un duro cruce con Gary Medel, quien resultó expulsado y castigado por cuatro fechas, luego de los insultos proferidos al colegiado. Otro que también vio la roja de Pitana, fue Matías Fernández, quien recibió la primera expulsión de su carrera profesional de manos del trasandino, en el partido inaugural de la Copa América 2015.

Cuatro fechas de castigo recibió Medel por insultar a Pitana en las clasificatorias.

La FIFA ha dejado en buenas manos la conducción de la final, en un referí que vive su mejor momento y que posee toda la experiencia necesaria para un encuentro como la gran final de Rusia 2018. Después de todo, luego de haber arbitrado finales y semifinales de Libertadores, el Francia-Croacia no debiera ser más que un caramelo.

comentarios

Previous El histórico partido que cambió al fútbol francés
Next El triunfo de la inmigración