Nathan Aké, nuevo fichaje del Manchester City


El neerlandés Nathan Aké, uno de los mejores centrales de la Premier League y referencia del Bournemouth en los últimos años, ficha por el Manchester City.

Tras una temporada de problemas para la zaga del cuadro Citizen debido a las lesiones, el actual segundo mejor equipo de la Premier League decidió fichar a un jugador que le solventaría todos los problemas, a pesar de no ser muy conocido mediáticamente. Nathan Aké, nacido en los Paises Bajos, pasa del Bournemouth al Manchester City tras el descenso de los Cherries durante la temporada pasada.

Entre las principales características por las que destaca el neerlandés están su excelente manejo del balón, su posicionamiento táctico y su salida con el esférico. Estos aspectos son fundamentales para adaptarse de la mejor manera al estilo que juegan los equipos de Pep Guardiola, entrenador del City, sobre todo en una liga tan exigente como la Premier League.

El Bournemouth recibió 65 goles en contra la pasada liga, solo por detrás del Aston Villa (67) y el Norwich (75).

Sin embargo, hay que tener una cosa en cuenta, y es que Aké fue uno de los centrales titulares del tercer equipo más goleado de la temporada pasada en liga, por lo que los Citizens tienen que tener en consideración qué aspectos mejorar del jugador de 25 años para que no cometa tantos errores como los que hizo el año pasado.

En la temporada pasada, Laporte se llegó a lesionar hasta en dos ocasiones, una de ellas ante el Real Madrid.

Además, y añadido a lo positivo de su fichaje, este solventa el grave problema que tenía la zaga del Manchester City con las lesiones, sobre todo de los centrales. Esta última temporada, tanto Aymeric Laporte como John Stones se lesionaron y estuvieron ausentes durante una gran cantidad de partidos, lo que condicionó, sin ningún tipo de duda, la falta de competencia contra el Liverpool en liga.

Los rumores del mercado de Aké se desviaban más hacia los Red Devils que al City debido a una conversación con el entrenador Ole Gunnar Solskjaer. Sin embargo, no fue sino todo lo contrario.

Ahora solo cabe preguntarse si es que funcionará o no dentro del complejo esquema que siempre propone Pep y cómo afectará a la larga su influencia dentro del equipo.

comentarios

Previous Monumental de Nuñez 2.0: Los cambios que tendrá la casa de River Plate
Next “Si hubiese habido público, Medel habría salido entre aplausos”