Mundialistas por primera vez


Un día como hoy, La Roja debutaba por primera vez en un Mundial femenino y sorprendió al mundo especialmente por las espectaculares atajadas de su capitana, Christiane Endler.

El 11 de junio del 2019, las jugadoras nacionales se enfrentaban a su primer reto mundialista ante Suecia. El cuadro europeo se encontraba en la novena posición del ranking FIFA, por lo que eran consideradas como favoritas para ganar este encuentro.

Yanara Aedo demostró con gran clase su talento. Hoy deslumbra en el Valencia C.F. de España.

Por otra parte, las chilenas -provenientes de elencos de menor categoría- debutaban en un Mundial femenino con una experiencia inferior.

Chile saltó a la cancha con Endler en el arco, Galaz, Guerrero, Sáez y Toro en la defensiva, Araya, Aedo y Lara en el mediocampo, dejando a Zamora, Balmaceda y Urrutia en la delantera.

El partido fue para el cuadro sueco desde el primer minuto, por lo que comenzaba a trabajar la portera y capitana del equipo, Christiane Endler, demostrando por qué fue escogida por el PSG para su portería. Esta jornada, la FIFA, a través de su cuenta de Twitter, publicó un video de las atajadas de la portera chilena en este encuentro.

La selección tuvo un primer tiempo memorable, no solo porque fue su primera actuación en una Copa del Mundo, sino porque dejó sorprendido a todo el mundo con la garra y el corazón con el que jugaron las chilenas.

El segundo tiempo sería muy distinto: el elenco sueco dominaría de entrada, por lo que las intervenciones de Endler serían fundamentales para mantener el arco en cero. Sin embargo, una fuerte lluvia cayó sobre Rennes y las seleccionadas empezaban a tener complicaciones físicas.

La selección salió venerada por la afición, nadie esperaba un debut tan positivo.

Distintos medios internacionales catalogaron a este partido como una verdadera batalla por ver quién se llevaría el triunfo. El partido se vio interrumpido por una tormenta eléctrica, cosa que fue fundamental para darles un respiro a las jugadoras suecas para pensar cómo batir el arco chileno.

Más de 30 minutos estuvo el juego detenido. Ya reanudado el encuentro, el cuadro europeo tomó las riendas del choque y abriría el marcador en el minuto 83, lo que fue un golpe anímico a favor de las escandinavas.

Madelen Janogy fue la encargada de sentenciar las ilusiones de las chilenas.

El partido seguía sin mayores complicaciones y el golpe final llegaría al 90+4’, sentenciando el marcador por 2-0 y dejando a La Roja sin opciones de igualar. Las chilenas se retiraron con la cabeza en alto, aplaudidas por todo el estadio.

comentarios

Previous El Mundial de las vuvuzelas: A diez años del inicio de Sudáfrica 2010
Next Samuel Eto'o: "Iván Zamorano es el mejor chileno que he visto"