“Mientras no vean el deporte como una herramienta más educativa que competitiva, no llegaremos muy lejos”


Inspirado por el estallido social, Nicolás Ponce subió en dos ocasiones a un podio como máximo campeón en Jiu Jitsu, llevando en ambas instancias un parche en uno de sus ojos en reconocimiento a todas las víctimas que perdieron los suyos a manos de carabineros, en una imagen que dio la vuelta al mundo.

¿Cómo has podido vivir este 2019 a nivel deportivo?

“Este año empezó lento para mí, debido a falta de recursos no pude competir mucho el primer semestre. Lo que más me gustó de este año fue la posibilidad de poder viajar, competir y trabajar en diversos campeonatos alrededor del mundo”.

Has tenido un último mes muy positivo, logrando campeonatos, destacando y siendo protagonista en diferentes competencias. ¿Qué te deja este último mes con tantos logros, te lo esperabas? 

“Este último fue el más difícil y especial debido a todo lo que vive el país. Estaba muy cansado,  con un par de lesiones y no podía entrenar al 100%, pero logré sobreponerme y tener un buen cierre de año, llevándome la categoría y absoluto (todos los pesos) del campeonato NAGA en Inglaterra”

¿Cómo logras vivir dedicándote al deporte?

“Puedo sobrevivir gracias a la ayuda de mi familia, también realizo clases de jiu jitsu para niños y adultos. Además, la municipalidad de Castro me ayuda a costear una parte de los pasajes. Un par de empresas privadas que me ayudan y el resto es correr detrás del sueño, no recibo un sueldo estatal, ni una beca deportiva”.

¿Cuáles son tus metas a corto, mediano y largo plazo?

“Mi meta a corto plazo es empezar a preparar mi 2020, quiero competir en el verano en Brasil para no perder el ritmo. A mediano plazo, competir en los campeonatos más grandes de Brasil , panamericano, europeo y mundial. Y a largo plazo, tener una escuela de Jiu jitsu para niños”.

¿Crees que en Chile se fomenta el desarrollo del deporte?

“En chile solo se fomenta el fútbol debido a los recursos y dinero que este deporte mueve. Solo imagina lo que podrías hacer con el 1% de esos recursos. Mientras Chile no tenga políticas deportivas de formación, viendo el deporte como una herramienta más educativa que competitiva, no iremos muy lejos”.

¿Con qué condiciones se encuentra una persona en Chile que quiere dedicarse al jiu jitsu?

“En Chile hoy en día es imposible. Yo soy un privilegiado de que la municipalidad de mi ciudad y mi familia puedan ayudarme, pero no poseemos una federación, por ende, es todo más difícil”.

¿Crees que hay algo de la injusticia que ha movilizado a miles de personas durante más de 40 días a marchar en las calles dentro del deporte?

“Claro, todos los días vivimos injusticias los que luchamos por dignidad. Me ha tocado estar en varios países y poder comparar nuestra realidad. Es fuerte ver cómo se vive afuera y en Chile. Hablo de la persona que vive en poblaciones y que tiene que levantarse a las 05:30 am para ir a trabajar, pasa en metro y transantiago 2 horas hasta llegar a su lugar de trabajo, trabajar 8 o 9 horas quién sabe en qué condiciones y vuelve a casa a las 22:00 ganando el sueldo mínimo, con 3 hijos y aún pagando dividendo, educación y alimentación. Además, viviendo en un ambiente hostil y de delincuencia debido a la falta de oportunidades. Ahora imagina que uno de esos niños quiere dedicarse a un deporte… ¿cuántos se habrán perdido en el camino? ¿O cuántos ni siquiera llegaron a empezar?”

Hace poco tuviste la oportunidad de ser campeón y celebraste con un parche en uno de tus ojos en forma de homenaje a todas las víctimas de la represión policial en las distintas manifestaciones a nivel país, imagen tuya que fue viralizada y compartida por diversos medios del continente. Cuéntanos ¿Cómo se te ocurrió hacer eso y cómo este movimiento social te llega a ti?

“Llevaba un tiempo desvelándome (debido a la diferencia horaria con España) y viendo vídeos a través de redes sociales, informándome por amigos que estaban en el movimiento social. Pasé enfermo una semana, no iba a competir en ese torneo que salí campeón, estaba pensando en tomarme un descanso, pero veo a un compatriota, Roger Canales, subir al podio en el Open Buenos Aires con una bandera chilena y con un fuerte mensaje que decía “Mi máxima motivación era dar una lucha a la altura de la pelea que la gente da en la calle”. Leer eso despertó un fuego en mí, ese mismo día me inscribí y gané”.

 

comentarios

Previous Palestino saca la voz por Luis del Pino Mago
Next Rusia no estará ni en Tokio 2020 ni en Catar 2022