Los sub 17 del ’93 que lograron trascender


Hoy se cumplen 26 años del tercer lugar de Chile en el Mundial sub 17 de Japón 1993

El 4 de septiembre del año 1993, miles de chilenos madrugaban para acompañar a la distancia a un puñado de jóvenes que, tras vencer a Polonia en definición a penales, conseguía la medalla de bronce en lo que fue la primera participación de un combinado nacional sub 17 en un mundial de la categoría. Pese a las altas expectativas generadas en nuestro país por ese grupo de 18 futbolistas, pasaron los años y solo una pequeña porción de ese elenco llegó a sostenerse en el profesionalismo.

El propio Leonardo Véliz, DT de esa selección juvenil, señaló en una ocasión a Cooperativa: ”De esa generación de futbolistas yo había considerado que seis o siete jugadores iban a estar en un nivel sobre la media: (Héctor) Tapia, (Manuel) Neira, (Sebastián) Rozental, ‘Pato’ Galaz, Dante Poli, Alejandro Osorio y Frank Lobos, pero en el camino se van quedando como en todo proceso, por culpas ajenas y compartidas”. Y en efecto, fueron estos en su mayoría delanteros los únicos con carreras relativamente duraderas, títulos, salidas al extranjero o futuras apariciones en selecciones nacionales, que pudieran considerarse trascendentes en la exigente competencia de este deporte.

LOS NACIDOS EN COLO COLO

1- Manuel Neira: El goleador chileno en aquel torneo con 5 tantos, fue probablemente el que mejor respondió a su cartel de promesa. Tres veces campeón nacional con Colo Colo (1997, 1998 y 2002), sumó títulos también en España con UD Las Palmas, en Colombia con América de Cali y en Israel con el Hapoel Tel Aviv. Además y pese a no jugar ningún partido en el certamen, formó parte de la nómina de Nelson Acosta para Francia 98.

Neira celebrando junto a Lobos y Rozental

2- Héctor Tapia: El también ex delantero y tricampeón con el conjunto albo (1996, 1997 y 1998), vistió en Chile otras camisetas como las de Universidad Católica, Unión Española y Palestino, mientras que fuera del país militó en el Perugia italiano, Lille de Francia y Cruzeiro en Brasil. Por la Roja, el actual entrenador integró también el plantel que consiguió el bronce olímpico en Sidney 2000.

3- Frank Lobos: El habilidoso volante creativo de esa sub 17, desfiló por varios clubes nacionales como Everton, Deportes Concepción y Deportes Puerto Montt, sin mayores éxitos que los conseguidos en sus primeros años en Colo Colo, cuadro con el que conquistó los campeonatos nacionales de 1996, 1997 y 1998. Luego de su retiro, siguió presente en la escena pública con sus apariciones en televisión, farándula y política.

VARIADAS CAMISETAS

4- Alejandro Osorio: El rancaguino formado en O’Higgins, tuvo sus mejores pasajes en Chile con la camiseta de Universidad Católica, alzando con los cruzados en distintos períodos el Apertura 1997 y el Clausura 2005. Tras cuatro temporadas en Estudiantes de La Plata, donde llegó a ser reconocido como uno de los mejores mediocampistas del torneo argentino, se estableció definitivamente en Chile hasta su retiro en Cobreloa el año 2009.

5- Patricio Galaz: La siempre primera opción de cambio para Véliz en aquella selección juvenil, proyectó su carrera con distinto protagonismo en variados clubes chilenos, tales como Coquimbo Unido, Palestino, Ñublense, Universidad de Chile y Cobreloa. Fue sin duda en este último donde logró sus mejores números: tres veces campeón nacional (Apertura 2003, Clausura 2003 y Clausura 2004) y máximo goleador mundial en torneos de Primera División el año 2004, con un total de 42 anotaciones.

COBRELOA177

LOS LESIONADOS

6- Dante Poli: El actual comentarista deportivo fue en su momento una de las mayores promesas del fútbol chileno, llegando incluso a ser probado en el Manchester United de Alex Ferguson. Sin embargo, las crónicas lesiones mermaron la carrera del ex defensa, que tuvo sus mejores pasajes en Universidad Católica con la obtención de la Copa Interamericana 1993, Copa Chile 1995 y los Campeonatos de 1997 y 2002.

Dante Poli (18) junto a otros miembros de la sub 17: Dion Valle, Gustavo Valenzuela, Nelson Garrido y Esteban Mancilla

7- Sebastián Rozental: El capitán de ese equipo y especialista en balones detenidos, vía por la que convirtió sus 4 goles en aquel torneo, tenía también una prometedora carrera que fue lentamente en picada desde la lesión sufrida en su debut por el Glasgow Rangers. El formado en Universidad Católica, participó igualmente de varios títulos para el cuadro escocés, con posteriores andanzas menos exitosas en Argentina, Suiza, Puerto Rico, Estados Unidos e Israel.

 

comentarios

Previous El recordado ex Milan que ahora es político
Next Rodrigo Paillaqueo: "Es hora que se arme una selección del Wallmapu que nos represente"