Los primeros pasos de Zidane


El campeón en Francia 1998 mostró sus habilidades desde muy joven.

Hace muy pocas horas se supo una noticia que sorprendió a los seguidores del Real Madrid. El argentino Santiago Solari dejará de ser el técnico de la ‘Casa Blanca’ y su lugar lo ocupará un viejo conocido: Zinedine Zidane. El francés volverá a hacerse cargo de la banca merengue después de un exitoso periodo entre 2015 y 2018, que destacó por la obtención de 3 Champions League consecutivas.

‘Zizou’ vuelve a sus orígenes como técnico, puesto que su preparación para transformarse en entrenador se inició en la institución madrileña, donde luego de ser ayudante de Carlo Ancelotti pasó al mando del Real Madrid Castilla y solo fue cuestión de tiempo para que asumiera el primer equipo.

Los inicios le vienen bien al ex seleccionado galo, ya que durante su etapa como futbolista también logró demostrar sus cualidades en la cancha. Zidane era un tipo muy completo, pero podríamos decir que sus principales características eran la técnica y la visión de juego. Podía dar un buen pase largo, gambetear, asociarse con sus compañeros y romper líneas en la cancha, por nombrar algunas de sus habilidades.

Zidane durante su juventud en Cannes.

Oriundo de Marsella, a temprana edad emigró de su hogar para enrielarse en las divisiones inferiores del AS Cannes, un equipo mucho más modesto que el de su tierra natal. Allí debutó con 17 años en 1989 y en la temporada 1990/1991 anotó su primer gol con los “Dragones Rojos”, en la victoria de su equipo por 2 a 1 frente al Nantes.

Debido a que siendo muy joven logró ganarse una camiseta de titular con el Cannes, llamó la atención de clubes más tradicionales de Francia, siendo contratado de cara a la sesión 1992/1993 por el Girondins de Bordeaux. Allí permaneció por cuatro temporadas y jugó más de 170 encuentros, demostrando que a pesar de no ser un goleador tenía facilidad para llegar al arco, además de sus dotes para habilitar.

Logró ganar la Copa Intertoto 1995 y ser subcampeón de la Copa de la UEFA 1995/1996, instancia donde cayeron ante el Bayern Munich dirigido en ese entonces por Franz Beckenbauer. Uno de sus goles más recordados lo anotó ante el Real Betis, por los octavos de final del segundo torneo más importante de Europa.

Luego la historia es más o menos conocida. Jugó en Juventus y Real Madrid, teniendo en su palmarés los campeonatos de la liga italiana y española, Champions League y Copa Intercontinental, entre otros títulos. Además fue campeón de la Copa del Mundo en 1998 y de la Eurocopa 2000. Zinedine Zidane ha demostrado su capacidad en el medio futbolístico desde siempre y ahora tratará de sacar a la ‘Casa Blanca’ de su mal momento, aunque muchos digan que las segundas partes no son buenas.

comentarios

Previous El año de gloria de Cienciano
Next Stuani: el hombre sensación de La Liga