Los orígenes de Ever


El delantero tiene detrás una historia de esfuerzo, desde sus orígenes hasta hoy.

Cobresal logró una hazaña. Se medirá ante Cobreloa por el cupo final para lograr el ascenso a primera división, tras derrotar por 4 a 1 a Santiago Wanderers. El Salvador fue la ciudad que recibió el duelo entre porteños y nortinos, aunque también podría ser el apodo de un jugador que anotó el gol que llevará a los dirigidos por Gustavo Huerta a luchar por volver a la división de honor: Ever Cantero.

En su natal Paraguay, dio sus primeros pasos en River Plate, Cerro Porteño de Presidente Franco y General Caballero, equipos acostumbrados a disputar las categorías inferiores del fútbol guaraní y en los cuales no pudo afianzarse, por lo que a los 20 años decidió probar suerte fuera de su país. Fue así como recaló en Deportes Puerto Montt, donde llegó a prueba y rápidamente se transformó en una de las figuras del cuadro sureño, por allá por el lejano Torneo de Apertura 2006.

Ever Cantero con la camiseta de Deportes Puerto Montt.

Ese mismo año llamó la atención de Universidad Católica, de cara al campeonato de clausura, pero sufrió un problema que le impidió fichar en San Carlos, marcando un antes y un después en su carrera. Fue diagnosticado con un problema sanguíneo, específicamente la disminución de las plaquetas. “Está en riesgo mi vida, por eso el doctor determinó mi hospitalización. Tengo que estar en reposo y no sé cuánto tiempo”, fueron las declaraciones de un sorprendido Cantero, que vio frustrado un traspaso que estaba prácticamente listo y que quizás hubiera hecho que su pasar en el fútbol tuviera otro camino. Tuvo que regresar al Chinquihue y a pesar de recuperarse, no tuvo un buen semestre. Pero todos tienen su revancha.

Luego vinieron Palestino y una prueba en el Atlante de México, sin mucho éxito, además de Ñublense, club con el cual tuvo una histórica participación en la Copa Sudamericana 2008. Los siguientes desafíos en Cobreloa y Santiago Morning fueron más tranquilos, ya que los goles llegaron y le dieron más estabilidad al paraguayo en su paso por el fútbol criollo. Bolívar en la temporada 2012, fue el otro destino fuera de su país, aunque lo mejor estaba por venir.

El paraguayo celebrando un gol con el cuadro chillanejo.

En 2013, el “Cavani del Desierto” llegó a Cobresal, equipo que no estaba en la órbita del goleador: “Mi llegada acá se dio gracias a un representante, no estaba en mis planes llegar a Cobresal al principio”. En el Torneo de Clausura 2015, se consagró campeón por primera vez del fútbol chileno y más de 60 goles en el club lo tienen situado como uno de los ídolos de la institución. Ahora se encuentra luchando por volver a primera con la escuadra que le da dado las mayores alegrías en el balompié y en la cual, a sus 32 años, ha encontrado la regularidad que tanto buscó.

El histórico equipo campeón con Cobresal.

Ever Cantero se transformó en uno de esos delanteros que hacen poco ruido, pero siempre están presentes en los momentos importantes para sus equipos. Lo que se viene es el duelo ante Cobreloa, otro histórico club que quiere volver a la gloria, aunque al frente tendrán a ese paraguayo esforzado y humilde, que si tiene que mirar desde el banco alienta a sus compañeros y si lo llaman a la cancha corre cada pelota que ve cerca. Es la historia de un tipo que encontró su lugar en el mundo y se transformó en un referente en el desierto.

comentarios

Previous Histórico: Triunfo chileno en el Campeonato Mundial de Rally
Next Un regreso en grande