Los hitos en la carrera de Eduardo Bonvallet


Repasamos grandes momentos del ex comentarista deportivo.

Un día como hoy pero de 1955, nació en Santiago de Chile, Eduardo Bonvallet. A finales de los años 60 llegó a las divisiones inferiores de Universidad de Chile, club con el cual debutó como futbolista profesional en 1972. Durante su estadía en los azules recibió su primera nominación a la selección chilena, cuando Caupolicán Peña lo citó en 1973.

En 1975 tomó la decisión de abandonar la “U” y pasó a formar parte de las filas de Universidad Católica. Llegó a la tienda cruzada cuando ésta se encontraba en segunda división y el volante fue uno de los buenos valores que permitieron que los precordilleranos volvieran a la división de honor, consiguiendo el campeonato del ascenso. Allí se mantuvo hasta 1977, año en el cual perdió un poco de terreno en el equipo.

O’Higgins fue su siguiente estación y formó parte de uno de los grandes planteles en la historia de la institución celeste. Los rancaguinos liderados por Miguel Ángel Neira y Nelson Acosta, disputaron las semifinales de la Copa Libertadores de América en 1980, con Bonvallet como uno de sus grandes valores.

El volante, de pie, en su paso por Rancagua.

Con la selección chilena disputó la Copa América de 1979, logrando el subcampeonato tras perder la definición ante Paraguay. También formó parte del plantel que afrontó las clasificatorias rumbo al mundial de España 1982, clasificando de forma invicta. Participó en dicha cita planetaria como titular en dos de los tres duelos que tuvo el combinado nacional, siendo el partido ante Argelia el último que disputó con “La Roja”.

El santiaguino vistiendo la camiseta de Chile.

También jugó en el fútbol de Estados Unidos, vistiendo los colores del Fort Lauderdale Strikers, donde fue compañero de dos reconocidos jugadores: el peruano Teófilo Cubillas y el germano Gerd Muller. Tras un dbreve regreso a la UC, volvió a tomar rumbo a norteamérica para jugar en el Tampa Bay Rowdies. Finalmente, la última estación de su carrera fue en Unión San Felipe, a petición del entrenador Luis Santibañez. En el valle del Aconcagua colgó los botines, debido a diversos problemas físicos que lo aquejaron.

Bonvallet junto a Cubillas.

Es la trayectoria futbolística de un hombre que después desarrolló una polémica carrera como comentarista deportivo y que cumpliría hoy 64 años.

comentarios

Previous La tragedia de Victor Moses
Next Una rivalidad más allá del fútbol