Lionel Scaloni: El gran gestor de la “Máquina Albiceleste”


La Selección Argentina llegó a los 25 partidos sin saber de derrotas tras la victoria por la cuenta mínima frente a Perú

El renacer de Argentina a nivel de selección fue parte de un proceso complejo. Disputaron varias finales desde 1993, pero ganaron ninguna. Un maleficio que acabó cuando un ex seleccionado tomó el mando y le entregó nuevamente la sonrisa al pueblo argentino: Lionel Scaloni.

El exfutbolista asumió, en primera instancia, como director técnico interino en el año 2018 luego de que Jorge Sampaoli dejará la banca de la Selección.

El comienzo no fue el deseado. Scaloni debía levantar el nivel de una albiceleste que venía de una pésima campaña en el Mundial de Rusia 2018. Sin mencionar, además, la cantidad de títulos de Copa América, Copas del Mundo o Copas Confederaciones que se le escaparon a Argentina en la agonía durante varios años.

Sin embargo, dicen por ahí que hay que tener paciencia para que un proyecto funcione, y eso fue lo que hizo la Asociación del Fútbol Argentino con Scaloni, ratificándolo en reiteradas oportunidades a pesar de los malos resultados.

La dirigencia y los jugadores creían en el proyecto de Scaloni, en especial Lionel Messi, con quien “El Caballo” compartió en más de una oportunidad en su etapa como jugador en la Selección Argentina.

Scaloni y Messi jugaron juntos en el Mundial de Alemania 2006.

 

Finalmente, el estilo de juego comenzó a gustar. Llegó la Copa América de este año y pudieron entregarle a su país un título después de 28 años, y no de una forma particular, sino que derrotando en la final a Brasil por la cuenta mínima en el Estadio Maracaná. El trofeo que todo el pueblo argentino soñó con levantar alguna vez.

Hasta el día de hoy, el estratega ha dirigido 39 partidos en la banca de la Selección Argentina, acumulando casi un 71% de rendimiento con 24 partidos ganados, 11 empatados y sólo cuatro perdidos. teniendo a Argentina en el segundo lugar de la tabla de posiciones de las Eliminatorias, cerca de clasificar a la Copa del Mundo que se disputará en Qatar el próximo año.

No obstante, el futuro del técnico de la albiceleste hoy es una incógnita, o eso dio a entender en la conferencia de prensa del pasado jueves tras el partido frente a Perú en el Estadio Monumental, donde señaló que no está pasando por un buen momento familiar y que no está concentrado en el próximo certamen planetario.

comentarios

Previous Fuertes en casa: El gran registro de Bolivia como local
Next Patrice Evra: “Estoy podrido de que le den el Balón de Oro a Leo Messi”