Las finales de Pierluigi Colina


El italiano es considerado por muchos el mejor árbitro de la historia

Nacido en Bolonia un 13 de febrero de 1960, Pierluigi Collina es todo un ícono del fútbol de los 90 y primera década de los 2000. Temido por los jugadores, respetado por sus colegas y admirado por los espectadores, el retirado juez italiano que se desempeña hoy como asesor en comités de arbitraje de Italia y de la UEFA, fue el encargado de pitar en importantes definiciones que a continuación recordamos:

1) ARGENTINA 2 – NIGERIA 3 (Final Juegos Olímpicos Atlanta 1996): En su primera experiencia internacional tras arbitrar solo 45 partidos en su país natal, el inconfundible calvo tuvo un destacado desempeño en la fase grupal de las Olimpiadas y en un duelo de cuartos de final (Portugal VS Francia, partido en que debutó la modalidad del ”gol de oro”). Así es que llegó a ser designado para el encuentro decisivo entre nigerianos y argentinos, poniéndose en el ojo del huracán al ignorar 2 faltas penales para los trasandinos y validar un gol convertido en discutida posición por el conjunto africano.

2) BAYERN MUNICH 1 – MANCHESTER UNITED 2 (Final Champions League 1998/99): En una de las definiciones más apasionantes del máximo torneo europeo de clubes, Collina fue testigo privilegiado de la remontada de los Diablos Rojos frente a los bávaros en el Camp Nou de Barcelona, con las agónicas anotaciones de Sheringham y del actual DT del United, Ole Gunnar Solskjaer. Recordada es la imagen del árbitro italiano levantando del césped a los jugadores del Bayern tras dejar escapar el título.

3) BRASIL 2 – ALEMANIA 0 (Final Mundial Corea-Japón 2002): En medio de una Copa del Mundo marcada por polémicos arbitrajes, nuestro personaje que llegó a ser portada de un conocido videojuego, estuvo a la altura en los 3 partidos del torneo en que debió impartir justicia: los triunfos por la cuenta mínima de Inglaterra sobre Argentina en fase de grupos y de Turquía ante Japón en octavos de final, además de la final en que Brasil se impuso frente a Alemania con doblete de Ronaldo y en que el colegiado mostró solamente 2 tarjetas amarillas, al zaguero brasileño Roque Junior y al goleador alemán Miroslav Klose.

comentarios

Previous El goleador de las Malvinas
Next El concierto europeo