La última corona de Liverpool


El conjunto inglés se encuentra expectante de realizar una hazaña en la Premier League.

Hoy se vivió una nueva jornada del famoso ‘Boxing Day’ del fútbol inglés, siendo Liverpool el club que más sonrió terminados todos los partidos. El elenco dirigido por el alemán Jurgen Klopp derrotó por 4 a 0 al Newcastle United, con anotaciones de Lovren, Salah, Shaqiri y Fabinho.

Con este resultado, el elenco de Anfield Road se ubica como sólido líder de la Premier League con 51 unidades, a seis puntos del segundo que es el Tottenham, que derrotó por 5 a 0 al Bornemouth, y a siete del Manchester City que cayó derrotado en calidad de visitante frente al Leicester City por 2 a 1. Una noticia que mantiene expectantes a todos los fanáticos de los ‘Reds’, que sueñan con volver a alzar una liga inglesa luego de 28 años.

La temporada 1989/1990 es recordada con mucha nostalgia por los fanáticos de Liverpool, ya que fue la última vez que se consagraron campeones de la Football League First División, la antecesora de la actual competencia local en la isla. Aquel equipo era dirigido por una leyenda de la institución: Kenny Dalglish. El escocés llegó como jugador en el año 1977 y en el año 1985, luego de la ‘Tragedia de Heysel’, se convirtió también en entrenador, siendo el primero que las ofició de futbolista y técnico a la vez en el club.

Aquella escuadra contaba con grandes figuras como Ian Rush, Bruce Grobbelar, Glenn Hysen, Alan Hansen, Peter Beardsley y John Barnes, que fue el goleador del equipo y de liga en aquella campaña con 22 anotaciones. El 28 de abril de 1990, el Liverpool derrotó al Quenns Park Rangers por 2 a 1, con anotaciones de Rush y Barnes, consagrándose campeón de Inglaterra dos fechas antes de que terminara el torneo.

En 38 fechas, fueron 23 victorias, 10 empates, 5 derrotas y una diferencia de gol con 41 conquistas a favor, las que permitieron que los ‘Reds’ llegaran a los 79 puntos y consiguieran su último trofeo local, por sobre el Aston Villa y el Tottenham, que terminaron en el segundo y tercer lugar respectivamente. Fue el título número 18 para el Liverpool, que hasta ese momento, era el club más ganador del balompié inglés y que tras un largo tiempo de sequía, se encuentra ilusionado con volver a campeonar.

 

comentarios

Previous Un calendario de locos
Next El ladrón del whisky