“La Tregua de Navidad”: El fútbol en la Primera Guerra Mundial


El pacto duró sólo unas horas, pero quedó para siempre en la historia de la humanidad

El 24 de diciembre de 1914, el mundo estaba en medio de un conflicto violento que parecía no tener fecha de término. Los soldados alemanes estaban batallando contra los británicos en tierra de nadie, disparándose de un lado a otro. Sin embargo, al llegar Nochebuena, ambos frentes se detuvieron para mostrar su lado humano y marcar una página maravillosa en los libros de historia.

La tregua se llevó a cabo cinco meses después de iniciada la guerra.

Las ceremonias entre ambos bandos se mantuvo durante el 25 de diciembre, fecha en la que se cavaron tumbas para enterrar a los fallecidos y se realizaron múltiples actos humanitarios en medio de una situación compleja. Una de las actividades para sellar la tregua momentánea fue jugar un partido de fútbol.

Un informe enviado por un médico a la Brigada de Rifleros, que a la vez fue publicada en The Times después de año nuevo, informó sobre un partido de fútbol que disputaron contra los trincheros. Sin embargo, la veracidad de los hechos continúa siendo cuestionada por algunos, pero otros documentos de la época demuestran que realmente si se jugaron encuentros.

Este hecho fue una prueba suficiente para dilucidar que ninguno de los dos frentes quería continuar con la guerra. Incluso, es lo que señalaban ellos, manifestando que sus superiores eran los que obligaban a los soldados a disparar contra el “enemigo” sin su consentimiento.

El Estadio Britannia contiene una escultura que conmemora este momento histórico. La obra se llama “All Together Now” y fue creada por Andy Edwards de Stoke. La composición de esta presenta a dos soldados, uno alemán y el otro británico, que se están estrechando la mano con un balón de fútbol al medio. 

La estatua está en el recinto del Stoke City.

comentarios

Previous De dulce y agraz: El 2021 de la Generación Dorada
Next Colo Colo anunció un completo acuerdo con Cristián Zavala para su arribo al club