La selección chilena avanza a Europa


En el último tiempo, cada vez son más las jugadoras de nuestro país que parten a probar suerte al viejo continente.

Los primeros días de abril del presente año guardaban una ansiedad poco usual, cargada de sueños, muchos de ellos poco conocidos por el común de los hinchas del fútbol en Chile. No era por la participación de algún equipo chileno en Copa Libertadores, ni tampoco por el trabajo que realizaría Reinaldo Rueda en nuestro país. Se avecinaba la primera Copa América Femenina organizada por nuestro país y las ganas de darle una cachetada a la realidad, esa que nos dice que el fútbol protagonizado por mujeres no es rentable en esta larga y angosta tierra.

Mientras muchos aún se encontraban agarrándose la cabeza por la ausencia de Chile en el mundial de Rusia 2018, ellas entrenaban arduamente para darle una alegría al país y decir “Nosotras también estamos presentes”. En la misma línea, la ANFP también daba señales de querer hacer las cosas bien con el torneo continental y darle por fin tiraje a una actividad con poco apoyo: “Hemos recuperado a una selección que no tenía actividad hace más de dos años, donde se empezó a trabajar intensamente y esperamos que nos entreguen una linda satisfacción. Queremos potenciar el fútbol femenino y esta es una muestra de aquello, cosa que nos enorgullece y esperamos sea un campeonato excelente”, fueron las palabras del presidente del fútbol chileno, Arturo Salah, antes del inicio de la competición, y las jugadoras cumplieron con creces.

La gran defensa Carla Guerrero con la camiseta de la selección.

La cuarta región de nuestro país, fue la encargada de poner a disposición sus estadios, recintos que vieron cómo se llenaban cada vez que las dirigidas por José Letelier saltaban a la cancha. Ante un gran marco de público, “La Roja” se hizo fuerte de local y en la cancha, quedando como subcampeonas de la Copa América y clasificando por primera vez a un mundial femenino adulto (Francia, 2019), además de lograr entrar al repechaje para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Este hecho dejó un mensaje claro a los fanáticos del fútbol nacional: Chile sí clasificó a la Copa del Mundo.

La capitana de Chile, Christiane Endler, en su paso por el Valencia.

El buen nivel mostrado por las integrantes de nuestra selección, generó que la actividad comenzara a mirarse con otros ojos en el país y que nuestras jugadoras tuvieran la oportunidad de internacionalizar cada vez más su carrera. En ese sentido, cuando se publicó ayer la nómina que afrontará en septiembre dos amistosos ante la selección de Estados Unidos, la vigente campeona del mundo, muchos con sorpresa y alegría notaron que muchas militan en el extranjero, en especial el fútbol español.

Lejos quedaron los tiempos en donde la destacada arquera Christiane Endler, era casi nuestra única representante en el viejo continente. A la legión de chilenas en el país ibérico conformada por Francisca Lara (pasó este año del Sporting Huelva al Sevilla), Bárbara Santibáñez (Sporting Huelva) y Camila Saéz (Rayo Vallecano), se sumaron luego de la Copa América de este año Rocío Soto y Su Helen Galaz al Zaragoza, Geraldine Leyton y Yesenia López al Sporting Huelva, Fernanda Pinilla al Córdoba CF, Yanara Aedo que regresa al Valencia tras un paso por Estados Unidos y las recientes incorporaciones de Carla Guerrero y Karen Araya, al Rayo Vallecano y Sevilla respectivamente.

Fernanda Pinilla militó en la “U” antes de partir a España.

Esperemos que en el comienzo de esta nueva temporada, nuestras jugadoras tengan mucho éxito, para que se sigan abriendo las puertas para muchas otras chilenas que sueñan con jugar fútbol en suelo europeo y que de esta forma, se contribuya cada vez más a profesionalizar la actividad en nuestro país. La calidad la tenemos, que pueda seguir creciendo es una tarea que en el fondo, empece a todo un país.

 

 

 

comentarios

Previous Datos, estadísticas y marcas del tenis que quizás no conocías
Next "De los potreros a la Libertadores": La gloria máxima de San Felipe