La primera colorada de Matías


Hasta el 2015, Matías Fernández nunca había sido expulsado vistiendo La Roja.

En el partido debut de la Selección Chilena en la Copa América de 2015, uno que no la pasó bien fue el ex Colo-Colo, ya que a pesar de la victoria ante los ecuatorianos, el volante fue expulsado a los pocos minutos de haber ingresado al campo de juego, recibiendo su primera cartulina roja en defensa de los colores de Chile.

A los 65 minutos, el 14 remplazó a Jorge Valdivia con ganas de salir a demostrar su valía, pero a los 73 minutos Matigol recibía tarjeta amarilla por parte de Nestor Pitana, debido a un foul que dificilmente era para amonestar. A escasos minutos del término, el entonces jugador de la Fiorentina cometió una falta sobre Juan Carlos Paredes, la cual evidentemente le valdría ganarse otra amonestación. Fue así como el colegiado argentino lo lo pensó dos veces y mandó al talentoso futbolista a las duchas.

En 2016 recibió su única expulsión en el viejo continente.

Matías no había sido expulsado desde el 2004, cuando recibió la sanción máxima ante Coquimbo Unido mientras vestía la camiseta del cuadro albo. En 2016 volvió a ver la anaranjada en un partido ante el Bologna, válido por la Serie A, mientras militaba en la Fiorentina. Por último, el presente año, el crack tuvo que abandonar nuevamente el terreno (por cuarta vez en su carrera), en un encuentro entre Necaxa y Pumas válido por la Copa MX. Lo que habla muy bien del fair play del calerano, si se considera lo distantes que están cada una de estas sanciones.

comentarios

Previous El Halloween del fútbol chileno
Next River-Boca y una semi de película