La portera de 16 años que fue nominada a La Roja adulta


Antonia Canales recibió su primera citación a la Selección Chilena adulta, para disputar un cuadrangular amistoso en Brasil.

La jugadora de la Universidad Católica compartirá vestuario por primera vez en el equipo absoluto, con las experimentadas arqueras “Tiane” Endler y “Nata” Campos. En la siguiente entrevista, te contamos más sobre “Anto” Canales, la portera del mañana:

Cuéntanos sobre tus inicios en el fútbol:

– Al comienzo jugaba en un club de cinco por cinco y ahí estuve hasta como los 14 años. Luego asistí a unas pruebas en Católica sin siquiera haber jugado en arco grande, vieron que tenía condiciones y quedé seleccionada. Esto fue cuando ya tenía 15 años.

Te caracterizas por ser muy joven para un primer equipo ¿Tu generación tiene más naturalizado el hecho de que una mujer juegue al fútbol?

– Sí, aunque cuando chica siempre era extraño, con mi familia o mis amigos. Siempre era la única mujer jugando, entonces era como “juega una mujer, les damos a uno, porque va a ser más mala”. Pero yo creo que ahora es algo que se normalizó mucho más, en nuestra generación la mayoría ya encuentra muy normal el fútbol femenino y la gente mayor cada vez lo “normaliza” más.

“Anto” en la presentación de la camiseta de Universidad Católica.

¿Qué le dirías a los críticos y “chaqueteros” del fútbol femenino?

– Yo creo que toda esa gente desconoce el gran esfuerzo que hay detrás de cada jugadora. Claro, ahora se conoce el fútbol femenino, se está apoyando, pero después de todo lo que se han esforzado, no han parado de entrenar para llevar el fútbol femenino chileno a lo más alto. La mayoría de la gente que critica está desinformada, derechamente nunca en su vida ha visto un partido de fútbol femenino.

Tú llegaste a jugar al primer equipo de Católica y, de alguna manera, a ser el “recambio” de Natalia Campos (la portera de la selección), que en este momento está en el fútbol español ¿Qué pudiste aprender de ella?

– Ella siempre ha estado ayudando, principalmente en la parte psicológica. Compartimos en Católica y en la selección. Nos convertimos en amigas y he ido aprendiendo mucho de ella. A manejar el tema de la concentración y la presión en los partidos. Ha sido una figura referente muy importante para mí.

¿Qué opinas de que las futbolistas también estudien carreras paralelas al fútbol? ¿Ventaja o desventaja?

– Comparado con el fútbol masculino, ellos no buscan otra profesión, su sueldo se los permite. Si les va bien tienen para estar tranquilos. Por lo mismo el fútbol femenino es mucho más esforzado. Hoy una parte sabiendo que no vas a ganar lo mismo que ganan los hombres, pero tienes que entrenar lo mismo, para intentar llegar a donde puedas. Yo, como todas mis compañeras, trabajo y entreno duro todo el día y después tengo que llegar a estudiar. Al final todo es mucho más complicado.

¿Qué es lo más difícil que te ha tocado enfrentar en tu carrera?

– Me costó adaptarme, venía de algo muy recreativo y empezar a competir y cambiar el switch no es tan fácil. Pasar de entrenar un par de veces a la semana a entrenar todos los días y jugar todas las semanas. No tener tiempo en el colegio, lo que me llevó a tener que cambiarme de escuela por lo mismo. El tiempo importa mucho, ya que no siempre tienes ratos libres, no te da para salir con amigos, cumpleaños, no tienes el tiempo que tenías antes.

¿Cómo compatibilizas colegio y fútbol profesional?

– Cuando empecé era muy complicado, estaba en un colegio de jornada completa, me intentaban dar facilidades pero no tenían más que hacer, tenías que faltar a clases, luego las pruebas no te las iban a cambiar, eso junto a los viajes y todo, fue muy complicado. Este año me cambié a un colegio de deportistas, te apoyan y te dan mayor tiempo. El cambio de colegio fue difícil, llevaba toda la vida en mi otro colegio, pero fue para mejor, porque estoy feliz en este nuevo y es porque hago lo que me gusta.

Con el equipo precordillerano, alterna entre la sub 17 y la adulta.

¿Cómo te tomaste esta nominación a la selección adulta?

– Bien, ya llevaba harto entrenando para una nominación y la verdad muy feliz de que por fin se haya cumplido. Ahora hay que darlo todo para que vengan futuras convocatorias y llegar alto con la selección.

¿Cómo te tomas el hecho de compartir camarín con Tiane Endler?

– Es súper bueno, yo he entrenado con ella. Se aprende mucho. Te ayuda mucho, es una muy buena arquera. Quiero sacar todo lo posible, aprender y darme cuenta cómo ella logró llegar donde está hoy.

¿Cómo se tomaron en Católica el hecho de jugar en San Carlos?

– Súper bien, nos vamos dando cuenta del apoyo que está recibiendo el fútbol femenino y estamos muy felices de que ese apoyo se vea reflejado en nuestro club, al prestarnos la cancha principal.

¿Cuál es tu rival predilecto?

– No tengo ninguno en particular, pero me gustan los partidos donde hay mas acción, por ejemplo ante Colo Colo o “el Chago”.

¿Cuáles son tus metas?

– A corto plazo, me gustaría pasar a play offs con la sub 17 de Católica (ya que alterno entre esta división y la adulta), tenemos plantel y tenemos equipo. A largo plazo, ir a jugar afuera, ganar algo importante con Chile e ir mejorando personalmente.

¿Qué es lo más urgente que le hace falta al fútbol femenino?

– Yo creo que más que nada, el apoyo debe ser mucho más fuerte, que la gente lo vea más. Para que sea rentable, la gente lo debe apoyar y para eso necesitamos de todos. Hago un llamado a que vean fútbol femenino, pueden ir al estadio a vernos y apoyar a tu equipo, verán buenos partidos. Puedes perfectamente ir el sábado a ver al femenino de tu equipo y el domingo al masculino.

comentarios

Previous Los más pequeños en las ligas top de Europa
Next La desastrosa racha del Veracruz en México