La maldición mexicana no se acaba


Hace ya 32 años que México no logra alcanzar los cuartos de final en una Copa del Mundo. Ahora, la pesadilla fue Brasil, que los derrotó por 2 a 0.

La selección mexicana comenzó con la mejor cara en Rusia 2018. En la segunda jornada era puntero del Grupo F, tras los triunfos sobre Alemania y Corea del Sur, aunque el nivel exhibido por el “tri” bajó considerablemente en la derrota 3 a 0 a manos de Suecia. A pesar del tropiezo ante los europeos, pudieron clasificar a octavos y Brasil era el rival a vencer. La historia decía que México no avanzaba a cuartos de final en un mundial desde 1986, cuando eran los anfitriones, cuestión que se prolongó hoy en el encuentro frente a la verdeamarela.

Bulgaria fue su primera “bestia negra” en Estados Unidos 1994, cuando los comandados por Hristo Stoichkov los derrotaron en los lanzamientos penales, tras haber igualado 1 a 1. Luego en Francia 1998, los dirigidos en ese entonces por Manuel Lapuente, se enfrentaron a Alemania en la ronda de 16 mejores y, a pesar de haber abierto el marcador con un tanto de Luis Hernández (máximo anotador azteca en mundiales junto a Javier Hernández), los teutones lo dieron vuelta con goles de Jurgen Klinsmann y Olivier Bierhoff.

El capitán alemán, Jurgen Klinsmann, comandó el triunfo sobre los mexicanos.

Se esperaba que el nuevo milenio trajera una suerte distinta para México, pero la maldición siguió rondando al cuadro de la Concacaf. En Corea-Japón 2002 la eliminación fue triste, ya que cayeron ante un país vecino con el que han desarrollado una gran rivalidad: Estados Unidos. Brian McBride y Landon Donovan sellaron el 2 a 0 que dejó nuevamente con las ganas a los aztecas, en un encuentro que se veía abordable para meterse entre los 8 mejores.

En Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, el fantasma vestía de albiceleste: Argentina los eliminó en ambas ediciones. El partido en suelo europeo también fue muy lamentado, ya que el “tri” le hizo un gran partido al equipo comandado por Hernán Crespo, Juan Román Riquelme, Juan Pablo Sorín y un joven Lionel Messi. Argentina terminó ganando 2 a 1 con el recordado golazo de Maxi Rodríguez en tiempo suplementario. En tierras africanas, los trasandinos se impusieron por 3 a 1 con doblete de Carlos Tévez y otro tanto de Gonzalo Higuain. Un joven “Chicharito” Hernández anotó el descuento mexicano.

Maxi Rodríguez y uno de los mejores goles en mundiales.

En Brasil 2014 y en un polémico partido, Holanda los dejó en el camino al imponerse por 2 a 1, gracias a un penal inexistente sobre el final del partido que transformó en gol Klaas-Jan Huntelaar. Finalmente, el partido que marca los 32 años de México sin poder jugar el quinto partido de una cita planetaria, es el reciente 2 a 0 que les propinó Brasil, con tantos de Neymar y Roberto Firmino.

Neymar fue la figura del encuentro de hoy.

Ahora, los dirigidos por Juan Carlos Osorio deberán esperar a Qatar 2022, con la ilusión de no extender ya por 40 años esta pesadilla, que sin duda es una de las peores maldiciones del fútbol mundial.

comentarios

Previous España decepciona, Croacia no convence
Next En Suecia entendieron la idea: El fútbol es un juego de equipo