La final River-Boca: el partido que se terminó de jugar 14 meses después


La resolución del TAS determinó que River sigue como campeón, pero que deberá jugar sin público tras los incidentes ocurridos en la final contra Boca.

Tuvo que pasar más de un año para que se termine de jugar el Superclásico entre River Plate y Boca Juniors, válido por la final de la Copa Libertadores 2018. Esta vez no fue en la cancha, sino que en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en inglés). ¿El resultado? River continúa como campeón de aquella edición.

Cabe recordar que la definición original se aplazó tras los incidentes ocurridos a la llegada del bus de los Xeneizes, donde los hinchas del Millonario lanzaron una serie de objetos y piedras al bus del equipo visitante. Debido a esto, el cuadro de La Bombonera decidió acudir al TAS solicitando que se le declarase como el campeón. Ese día el partido se postergó para el día siguiente y luego la final se trasladó al Santiago Bernabéu en Marid.

River Plate se consagró como campeón en Madrid y el TAS lo ratificó.

Los Bosteros en su demanda solicitaban casi US$10 millones por el concepto de daños. Recordar que miembros del cuerpo técnico y  jugadores, como Pablo Pérez, resultaron perjudicados por los incidentes. Además, acusaban que a River le correspondía la “responsabilidad objetiva” por ser organizador del encuentro.

En cambio, la defensa de River argumentaba que el anillo de seguridad donde se produjeron los hechos no estaba dentro de su jurisprudencia, sino que le correspondía al Ministerio de Justicia y Seguridad de la ciudad. Tras esto, el entonces ministro de la cartera, Martín Ocampo, debió renunciar.

Captura del video donde se muestra la agresión al bus de Boca Juniors.

“La apelación presentada por el Club Atlético Boca Juniors el 7 de diciembre de 2018 se confirma parcialmente”, así comienza el documento donde se entrega fallo entregado por el máximo tribuna deportivo. Es así como la resolución del TAS determinó que a River Plate le correspondía una culpabilidad parcial por el ataque al bus de Boca.

El cuadro de Nuñez violó dos artículos del reglamento de la Conmebol. En cambio, el estadio Monumental fue castigado y deberán jugarse sin público los dos primeros partidos de la Copa Libertadores 2020. Con esto se da fin a la final más larga que se haya jugado en una Copa Libertadores.

Revisa aquí la resolución el TAS:

comentarios

Previous La Roja Sub-20 tiene nuevo DT
Next El calvario continúa para el Barcelona tras conocerse nueva lesión