La “estrella fugaz” del Málaga


Un mes y cuatro días, fue el tiempo exacto que Shinji Okazaki fue jugador del Málaga.

En el mercado veraniego español, uno de los refuerzos que tenía más ilusionados a los hinchas malagueños y a todos los seguidores de la segunda división hispana, era el japonés Okazaki, quien el 30 de julio del presente año, firmó con la institución blanquiazul por una temporada. Pero el nipón, campeón de la Premier League junto a Leicester en 2016, no pudo ni siquiera sumar minutos en encuentros oficiales.

Según datos de la tienda oficial del club, más de 300 personas compraron la camiseta del japonés. Se les permitirá cambiarla por otra de cualquier jugador del plantel.

Las limitaciones salariales del mercado de pases de LaLiga2, llevó al delantero asiático a tener que rescindir su contrato, incluso ofreciendo bajarse el sueldo. Hace un par de días atrás, el Huesca (recientemente descendido de LaLiga), anunció su llegada por una temporada.

Cabe consignar que la mayoría de los hinchas, así como la prensa local, culpan a los dueños del club y a la gerencia deportiva del mismo, de haber perdido la chance de contar con el jugador de 33 años.

comentarios

Previous Felipe Reynero: Uno de los valores que comanda el presente de Cobresal
Next Un récord que llega y otro que seguirá esperando