La crisis que golpea las relaciones entre China y la NBA


Una publicación generó bastante tensión entre los orientales y la organización norteamericana.

El mundo de las redes sociales se mueve muy rápido y cualquier información se sabe al instante, más si eres un personaje un público, lo que también puede generar distintas reacciones e incluso amenazar con romper vínculos de mucho valor. Justamente esto fue lo que le ocurrió a Daryl Morey, gerente general de los Houston Rockets, que quiso dar su opinión sobre las manifestaciones que se están llevando en Hong Kong, uno de los territorios semiautónomos de China.

Acompañado de una imagen, el dirigente de la NBA señaló: “Lucha por la libertad. Estamos con Hong Kong”. Un mensaje que probablemente fue puesto en Twitter con buenas intenciones, terminó generando una gran polémica entre el gigante asiático y la organización norteamericana. Los orientales decidieron romper todo trabajo y nexo comercial entre el cuadro de Texas y su país.

La entidad a cargo de la liga de basketball más cotizada del mundo rápidamente se desmarcó de los dichos de Morey y pidió directamente disculpas a las autoridades chinas, todo para que el quiebre no sea total: “Reconocemos que las opiniones expresadas por el gerente general de los Houston Rockets, Daryl Morey, han ofendido profundamente a muchos de nuestros amigos y fanáticos en China, lo cual es lamentable. Tenemos un gran respeto por la historia y la cultura de China y esperamos que los deportes y la NBA puedan ser utilizados como una fuerza unificadora para cerrar las divisiones culturales y unir a las personas”, fue parte de lo señalado.

El dueño de los Rockets, Tilman Fertitta, también tuvo que alzar la voz para señalar que el gerente hablaba netamente a título personal y que no representaba el sentir de su club. Además, Tencent Holdings, una multinacional china de medios digitales con la que la NBA tiene un acuerdo de mil quinientos millones de dólares por cinco años para la transmisión de partidos de la liga estadounidense, señaló que no dará los encuentros de los Rockets y compañía.

Para colmo Yao Ming, Presidente de la Asociación de Basketball de China, quien durante toda su carrera en suelo norteamericano jugó para el cuadro de Houston y ha sido gran artífice del crecimiento de la marca en oriente, fue el encargado de cortar las relaciones.

Ante esta avalancha de declaraciones, el propio Daryl Morey también tuvo que replicar: “Mi tuit no tuvo la intención de ofender a los fanáticos de los Rockets ni a mis amigos en China”, se defendió, señalando nuevamente que solo era una opinión personal por un hecho complicado que está pasando. James Harden también quiso apaciguar aguas, señalando que siempre son muy felices cuando van a Asia y que los fanáticos son increíbles.

Aún quedan días para saber cómo termina esta historia, con la posibilidad de que tenga un final feliz y se recompongan las relaciones entre la NBA y China, o bien con la exclusión de todo lo relacionado a los Houston Rockets de la nación oriental.

comentarios

Previous El presente de Miiko
Next Los otros 2 récords que podría alcanzar Paredes