Karla Ortiz: De estar fracturada a tetracampeona mundial


La ciclista nacional realizó una verdadera hazaña en el viejo continente.

Hace poco más de dos meses, las cosas no iban bien para Karla Ortiz. La gran exponente del BMX nacional, tuvo un accidente en un campeonato de Santiago y sufrió alrededor de diez fracturas entre la primera y la séptima costilla, otras en su clavícula y cadera, además de presentar molestias a nivel pulmonar. El plazo de recuperación era de seis meses y parecía que el mundial de la categoría se alejaba, hasta hoy.

Es que la chilena no solo logró superar todos sus problemas físicos, sino que además se convirtió en la campeona mundial de BMX en categoría crucero, en la cita organizada en Bélgica. Con este título, celebra cuatro consagraciones planetarias al hilo, toda una hazaña para la viñamarina y para el medio nacional.

La ciclista en su consagración en el mundial de 2018.

Ortiz fue más rápida que sus más cercanas competidoras, la holandesa Sharon Van der Kolk y la francesa Catherine Soucaze. Si bien no comenzó puntera desde el primer minuto, su rendimiento le permitió tomar ventaja en la primera curva, para después no soltar el liderato de la carrera.

La deportista criolla tuvo que entrar a pabellón luego de su accidente en mayo y los plazos de recuperación eran de a lo menos 6 meses. Incluso estuvo en silla de ruedas hasta los primeros días de junio. Sin embargo, nada de esto detuvo su ambición por revalidar su corona y realizó un tratamiento que le permitió llegar al mundial con los tiempos justos. Con el triunfo de hoy, reedita lo logrado en Medellín 2016, Rock Hill 2017 y Bakú 2018.

“Ganar por cuarta vez consecutiva, no me la creo, por el momento era súper difícil. Tenía que jugármela sí o sí. Con la poca preparación que tuve, doce días de entrenamiento, hace dos semanas me subí a la bicicleta, con mucho dolor. Esto era mi sueño”, fueron algunas palabras que Karla Ortiz brindó a BioBioChile. 

comentarios

Previous Los chilenos que defenderán el oro en Lima 2019
Next “La meta es pelear sí o sí por una medalla”