Jurgen Klopp consolida su proyecto


Con la obtención de la Champions League, se viene un gran desafío para el alemán.

Jurgen Klopp puede sentirse orgulloso. Liverpool se impuso por 2 a 0 a Tottenham en la final de la Champions League, logrando la primera consagración internacional para el alemán. A pesar de su reconocido estatus como entrenador europeo, mantuvo una deuda en el plano internacional que duró hasta ayer, con la obtención de la “orejona”.

Y es que el teutón había tenido la oportunidad de alzar el torneo más importante de Europa, pero le fue esquivo. En 2008 se hizo cargo del Borussia Dortmund y llevó al club a puestos de avanzada que había perdido por algunos años, transformándose en uno de los animadores de la Bundesliga.

En esos años fueron el único equipo que pudo darle pelea al poderío del Bayern Munich en el fútbol alemán y consiguió un bicampeonato local, además de una Copa y dos Supercopas. No solo devolvió los títulos a las vitrinas del Dortmund, alcanzó también un alto apoyo y reconocimiento del medio, por la inteligente forma de jugar que tienen sus equipos. Gracias a eso llegó su primer gran desafío en la final de la Champions League 2012/2013, pero cayó por 2 a 1 ante el Munich,

Tras varias temporadas en su país, emigró a Liverpool en 2015, encargándose de un proyecto cuyo gran anhelo era poner al club en puestos de avanzada no solo a nivel internacional, también en Inglaterra, donde la Premier League se ha visto lejana para el cuadro de Anfield Road. A la par de un buen desempeño en el certamen doméstico, los llevó a la final de la Europa League en 2016, pero cayeron ante el Sevilla por 3 a 1 en Suiza. Tuvo una nueva oportunidad en 2018, esta vez en la Champions League, pero volvió a tropezar, también por 3 a 1 ante el Real Madrid.

Durante esta sesión estuvo muy cerca de quedarse con la liga inglesa, peleando en los primeros puestos en gran parte del campeonato, pero terminó enredando puntos que lo dejaron como subcampeón, por debajo del Manchester City. Con el resultado de la Premier League reciente, volvieron los fantasmas de las definiciones perdidas anteriormente, sin embargo Klopp jugó un partido astuto contra el Tottenham, no con el desplante de siempre pero sí anulando las virtudes del contrario.

El Wanda Metropolitano vio consagrar el promisorio proyecto deportivo ‘Red’, donde la fe que se tenía parte del análisis del cerebro alemán del plantel, que luchó mucho por llegar a conseguir su primer título en el Liverpool. “Es la mejor noche de nuestra vida profesional. Hace dos días hablamos de mi carrera desafortunada. Cuando oigo eso, yo no lo siento. Mi vida es mejor de lo que esperaba. Es importante también llegar a finales. Ya dejarán de preguntarme como me siento por perder siempre. Este es el inicio de un equipo joven que tiene mucho por lo que luchar”, declaró tras la final en España, ahora con la mente puesta en el gran desafío de la institución: la consolidación en la liga inglesa. 

comentarios

Previous Pablo Galdames: Un chileno que ya se afirma en Argentina
Next Unión de hierro