Josef Bican, el goleador máximo


El austriaco naturalizado checo ostenta desde la primera mitad del siglo XX una marca aún no superada

Ni Pelé, ni Romario, ni Puskas, ni Muller. Con menos ruido y honores, el mayor goleador de todos los tiempos nació en la capital austriaca bajo el nombre de Josef Bican. Según la Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Fútbol (IFFHS por su sigla en inglés), el delantero llegó a marcar en su carrera 805 goles en 530 partidos oficiales, los que sumando categorías inferiores y amistosos ascienden a la exorbitante cifra de 1468 anotaciones, superando así el registro oficial y extraoficial de cualquier otro futbolista.

Con un increíble promedio de 1.52 goles por partido (para hacerse una idea, la media goleadora de Cristiano Ronaldo y Messi llega ”apenas” a 0.72 y 0.82 respectivamente), velocidad y remate con ambas piernas, ”Pepi” como era apodado formó parte del Wunderteam (equipo soñado) de Austria que consiguió el 4° lugar en el Mundial de 1934. Huyendo de la ocupación nazi que, en sus propias palabras, le ”robó siete años en su mejor forma”, se desplazó a Checoslovaquia y adoptó esa nacionalidad y selección, brillando además con el Slavia Praga donde se consagró como el máximo goleador de liga y de Europa de manera consecutiva entre 1940 y 1944.

Josef Bican y Matthias Sindelar, ambos considerados los mejores jugadores de la historia austriaca

Tras colgar los botines en 1955, el austriaco-checo ejerció como entrenador por alrededor de 20 años y ya lejos del fútbol, decepcionado por la mercantilización y lo que consideraba una pérdida de esencia de este deporte, murió a fines del 2001 sin ningún homenaje el no tan conocido y todavía vigente máximo goleador de la historia.

comentarios

Previous La temporada después del documental
Next La salida de un héroe silencioso