Jorge Robledo, primer ”nacionalizado” de La Roja e ídolo de Lennon


El fallecido centrodelantero se ubica entre los más letales que haya tenido la historia del fútbol chileno

Jorge Robledo Oliver nació un 14 de abril de 1926 en la pampa iquiqueña. Hijo del chileno Arístides Robledo y la británica Elsie Oliver, con solo 5 años de edad se trasladó con su familia a la ciudad inglesa de Barnsley. Al tiempo que estudiaba y trabajaba en minas de carbón para ayudar a pagar las cuentas, Jorge probó con distintos deportes como el tenis y el boxeo, aunque finalmente se inclinaría acertadamente por el fútbol. Comenzó jugando por el Huddersfield Town y el Barnsley FC, ambos de la Segunda División inglesa, hasta que pudo dar el gran salto de fichar por el poderoso Newcastle United, club que desembolsó por él la suma de 22 libras esterlinas (equivalentes a unos 20 millones de pesos actuales), operación que incluiría también a su inseparable hermano menor y mediocampista Eduardo ‘‘Ted’’ Robledo.

Los hermanos Robledo en Newcastle

Luego de una primera temporada de adaptación, el delantero chileno que no conocía más de nuestro país que los recuerdos que le contaba su madre, logró rápidamente convertirse en leyenda en el cuadro de Las Urracas. En 1951, fue el primer sudamericano en llegar a una final de FA Cup, alzándose con el trofeo tras derrotar por 2-0 al Blackpool FC. Paralelamente, en la Football First League Division (actual Premier League), Robledo se transformó en el primer extranjero y hasta ahora único chileno en ser el máximo goleador de la liga inglesa, con el increíble registro de 32 en goles en 33 partidos. Coronando la temporada, ‘‘George’’ sería el héroe en la final de la FA Cup del año 52, al marcar de cabeza el único gol con que derrotaron al Arsenal y obtuvieron el preciado bicampeonato. Precisamente esa anotación sería la que retrató un pequeño de 11 años llamado John Lennon, curiosamente sin ser hincha del Newcastle ni del fútbol, eligiendo 22 años más tarde ese dibujo como portada del Walls and Bridges,  su cuarto álbum solista.

A kilómetros de distancia del éxito de Robledo en canchas europeas, la dirigencia del fútbol chileno se fijó en este reputado atacante de 1.70 metros y 70 kilos, recomendado personalmente por el embajador de Chile en Reino Unido. El ‘’gringo’’ como lo apodaban sus compañeros de La Roja, hizo su debut en el combinado nacional en un partido preparatorio para el Mundial de Brasil 1950, en que una cuestionada Selección se inclinó en el Estadio Nacional ante la Universidad Católica de Sergio Livingstone y Fernando Riera, dirigida por un Alberto Buccicardi que se convertiría tras ese partido y a un mes del Mundial en el DT de la alicaída selección nacional.

Encabezados por este foráneo que apenas hablaba español y tenía una visión totalmente distinta del juego, los seleccionados chilenos afrontaron dignamente un difícil grupo en Brasil. Cayeron 2-0 ante Inglaterra y por el mismo marcador frente a España, para despedirse con un merecido triunfo por 5-2 contra Estados Unidos, con un infaltable tanto de Jorge Robledo. En total, el delantero llegaría a disputar 31 partidos por La Roja con un saldo de 8 goles.

Siguiendo a su hermano Ted (el cual años más tarde desapareció misteriosamente y sin dejar rastros navegando en aguas africanas), ‘‘George’’ regresó a su tierra natal para vestir la camiseta de Colo Colo. Fiel a su costumbre, se impuso como el máximo artillero del campeonato nacional en los años 1953 y 1954 (con 26 y 25 goles respectivamente), además de ser pieza importante en los títulos que conquistaron los albos en 1953 y 1956, junto con la Copa Chile de 1958.

Plantel de Colo Colo 53′, con Robledo agachado al centro

Luego de terminar su carrera en O’Higgins de Rancagua, el insigne goleador se desempeñó por un tiempo como ingeniero civil en la mina El Teniente, para después trasladarse a Viña del Mar donde fue contratado como director deportivo en el colegio Saint Peter’s School. Falleció de un infarto cardíaco en la Quinta región, apenas 2 semanas antes de su cumpleaños N° 63. Y mientras sus restos descansan en el Mausoleo de Viejos Cracks de Colo Colo, su recuerdo vive para siempre no solo en el disco de Lennon, sino también en una placa conmemorativa a las afueras del St. James’s Park en Newcastle, que reza: ‘‘George Oliver Robledo (1926-1989) A Chilean Legend at Newcastle United F.C.”

comentarios

Previous Los logros en la carrera de Marcelo Díaz
Next Todos los detalles de la fecha 6