Joe Cole: Un talento perdido en el tiempo


El ex seleccionado inglés anunció que colgará los botines.

Velocidad, gambeta, buen pase y remate. Esas son algunas de las características que pueden definir a la mejor versión de Joe Cole. El volante anunció hoy que se retirará del fútbol profesional, tras finalizar su paso por la segunda categoría del fútbol estadounidense en el Tampay Bay Rowdies. Un jugador que durante sus últimos años se perdió de la órbita de los fanáticos del fútbol, alejado del gran nivel que alguna vez exhibió en su natal Inglaterra.

Surgido en las canteras del West Ham United, fueron cinco las temporadas que permaneció vistiendo la camiseta de los “Hammers”, ganando incluso una Copa Intertoto durante 1999. Tales actuaciones lo llevaron a fichar por el Chelsea en 2003, en lo que fue sin duda su pasar más exitoso. Tres Premier League, tres FA Cup, dos Copa de la Liga y dos Communnity Shield, son los títulos que el inglés conquistó con los “Blues”, alcanzando también el subcampeonato de la Champions League en la edición 2007/2008.

Con la selección de Inglaterra fue habitual durante nueve años entre el 2001 y el 2010, alcanzando a disputar tres Copas del Mundo en Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. Disputó 56 encuentros y convirtió en 10 ocasiones. En la cita europea anotó uno de los mejores goles de aquel campeonato, con una volea impresionante ante Suecia.

Hasta acá una carrera bastante buena, pero sobre el final de su periodo en Chelsea y su selección vino lo peor. En enero de 2009, se cortó el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha en un partido de FA Cup ante el Southend United, cuestión que lo tuvo alejado de las canchas prácticamente por el resto de esa temporada. En 2010, junto con Michael Ballack, fue uno de los jugadores a los cuales no se les renovó contrato en el elenco londinense y de ahí en más nada volvió a ser lo mismo.

A pesar de que fichó por el Liverpool para la temporada 2010/2011, nunca pudo volver a demostrar el nivel que lo llevó a brillar su antiguo club e incluso en su primer partido con los “Reds” se fue expulsado. Luego vino un paso por el Lille del fútbol francés, una vuelta a Anfield Road, West Ham, Aston Villa y el Coventry City, todos ellos sin mucho éxito.

Cole en su paso por el Liverpool.

Problemas físicos recurrentes hicieron que la carrera de quien fue un muy buen jugador, bastante habilidoso en tres cuartos de cancha hacia adelante y que prometía mucho para el balompié inglés, no terminara de la mejor manera y que con 37 años nos diga adiós.

comentarios

Previous Stan Lee y sus superhéroes del deporte
Next Goleador implacable