“Hace tres años era guardia de seguridad y hoy estoy en los Juegos Olímpicos”


Yasmani Acosta nació en Cuba, decidió representar a Chile y hace pocas horas logró clasificar a Tokio 2020. Revisa su emotiva historia de talento y esfuerzo

El luchador chileno nacido en Cuba logró la medalla de oro en el Preolímpico de Ottawa en la categoría 130 kilos de la modalidad grecorromana y clasificó a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. 24 horas después de conseguir la hazaña, conversó en exclusiva con La Arenga del Abuelo desde Canadá.

FOTO: ARCHIV

¿Cuáles son tus sensaciones luego de clasificar a los Juegos Olímpicos?

Estoy muy feliz, aún no me lo creo todavía. Estar en los Juegos Olímpicos es algo por lo que uno siempre trabajó. Es increíble lograr algo que has anhelado tanto. Terminé el combate, bajé y cuando iba caminando por atrás de las gradas, ahí recién asimilé todo y me puse a llorar por todo lo que me ha costado. Me puse un poco melancólico.

¿Cómo lo vivieron tus seres queridos a la distancia?

Con mi mamá aún no he hablado, sólo le escribí por correo y ya sabe todo. Me respondió que están muy felices. Aún no hablamos por teléfono pero me hizo saber que están todos contentos allá en Cuba.

Te llegaron muchos mensajes de apoyo y de felicitaciones por redes sociales. ¿Cómo recibes ese cariño de la gente en Chile? 

La verdad es que me sorprende mucho, que los chilenos estén pendientes de mis competencias y me escriban por redes sociales me alegra mucho. Es una grata sorpresa. 

¿Cómo has vivido esta transición de representar a Chile?

Ha sido difícil, desde el comienzo. Desde salir de Cuba, llegar a Chile, trabajar como guardia de seguridad para poder pagar mis gastos, todo. Fueron dos años esperando los papeles y todo el proceso para poder continuar mi carrera deportiva en Chile. Aún es difícil pero de a poco se van logrando los sueños.  

¿Cómo fue tu primera etapa en Chile?

Cuando llegué a Chile un grupo de amigos me recibieron con los brazos abiertos y me dieron un trabajo como guardia de seguridad. Yo tenía que pagar el arriendo, la movilización, el Metro y ese trabajo me ayudó mucho. 

¿Cuál era tu función por esos días?

Yo trabajaba en el rol de seguridad, controlaba los accesos eventos y fiestas, los accesos a los sectores VIP sobre todo. Trabajé en Casa Piedra, Hotel W, Parque Araucano, etc.

¿En esos años te imaginabas estar hoy clasificado a Tokio 2020?

Yo siempre aposté por competir pero llegué a Chile y me di cuenta que era muy difícil. Seguí insistiendo en mi objetivo hasta que logré poder competir con Chile. De ahí en adelante se me abrieron muchas puertas. Hacer lo que me gusta y lo que siempre anhelé me pone muy contento y me motiva a salir a ganar todo.


¿A quiénes les agradeces por ayudarte en este camino?

Hay muchas personas que han sido fundamentales. Por ejemplo, hace un mes y medio sufrí una lesión y el equipo de kinesiólogos del CAR se portó muy bien conmigo. Ellos fueron importantes para llegar bien al Preolímpico; si bien no llegué al cien por ciento, pude lograr el objetivo. Mi familia también fue importante, espero poder traérmelos pronto a Chile. Para mi entrenador también, no tengo palabras para describirlo.

¿Cuán importante es Néstor Almanza? 

Es un tipo increíble, me dijo todo lo que iba a pasar en el combate, para mí es el mejor entrenador del mundo. Es como un gurú de la lucha grecorromana, es conocido en el mundo entero, fue dos veces campeón del mundo. Es muy metódico y táctico y se preocupa mucho por mí. De hecho cuando clasifiqué, no me quería dejar pelear la final, me dijo: “Acá vinimos a clasificar y no quiero que te resientas de la lesión. Vinimos a clasificar y lo logramos, no arriesguemos”. Finalmente yo le dije que tenía muchas ganas de llevarme el oro y me dejó.

Se ve que tienes una muy buena relación con Almanza…

Es como un padre para mi. Además del ámbito deportivo es una gran persona. De hecho su madre falleció durante estos días, por lo que la Federación tomó la decisión de que viajara a Cuba para estar con su familia, pero llorando me dijo que se quería quedar con nosotros para lograr llegar a los Juegos Olímpicos.

¿Como te prepararás de ahora en adelante?

Lo importante es estar fuera de Chile para medirme con competidores de alto nivel que me permitan llegar de la mejor forma posible a Tokio. Necesito salir a algún país donde hayan rivales de categoría mundial de mi peso que sean fuertes y que me sirvan para llegar al máximo nivel. En eso estoy enfocado.

comentarios

Previous Caso Emiliano Sala: El preocupante informe final sobre el accidente aéreo 
Next Panorama deportivo en Netflix