Goleadores “inesperados”


Repasamos a los máximos anotadores de las grandes ligas de Europa en lo que va de temporada.

En el último tiempo, hemos estado acostumbrados a ver en la cima de la tabla de goleadores algunos nombres que año a año se repiten: Cristiano Ronaldo, Messi, Benzemá, “Kun” Agüero, entre otros. Pero en el presente andar de las competencias más destacadas del viejo continente, han aparecido nombres que destacan y que quizás no resuenan tanto, así como también defienden colores de equipos “no tan poderosos”.

El año pasado, Stuani, del modesto Girona, destacaba como uno de los máximos artilleros de LaLiga en su primera mitad.

En la Bundesliga, no hay ninguna sorpresa. El mayor anotador en lo que va de campeonato, es el polaco Robert Lewandowski con 14 tantos, muy por encima de los 9 que hasta ahora lleva su escolta, Timo Werner. De todos modos, los goles del polaco no han sido suficientes para aplacar el mal momento del equipo bávaro, que marcha en la cuarta posición de la liga alemana.

En la Serie A, el Capocannoneri absoluto del torneo es Ciro Immobile de la Lazio, quien posee 13 dianas a su haber, superando con creces las 9 de Lukaku. El cuadro de la capital italiana marcha hoy en zona de Champions League.

Lazio ocupa la cuarta plaza de la Serie A.

En España, quien marcha como “Pichichi” es el delantero del Villarreal, Gerard Moreno. El reciente debutante en la Selección Española, ha anotado en 8 ocasiones en 11 partidos.

En la Ligue 1 el mayor anotador es el delantero del Monaco, Wissam Ben Yedder, con 9 goles. Llama la atención su producción goleadora, considerando el mal momento que vive el equipo de Guillermo Maripán y compañía.

Mónaco lucha por no volver a la zona de descenso. Se encuentra 15° en la tabla.

Por último en la Premier League, se alza como máximo goleador el jugador del Leicester, Jamie Vardy, quien esta campaña ha vuelto a la carga para meterse en lo más alto de la tabla de goleo, con diez tantos, superando por sólo uno a Sergio Aguero.

 

comentarios

Previous La Bundesliga muestra su lado más competitivo
Next La ''maldición'' del Balón de Oro