Franck Ribery: Antes del reconocimiento mundial


El extremo izquierdo tuvo que luchar en su carrera para llegar a ser referente del Bayern Munich.

Un día como hoy pero de 1983, nace en la localidad de Boulogne, Franck Henry Pierre Ribery. El famoso atacante francés milita actualmente en el Bayern Munich de Alemania, club al que llegó de cara a la temporada 2007/2008 y rápidamente se transformó en una pieza clave del equipo bávaro.

22 títulos han marcado el paso de Ribery por la institución: 8 Bundesligas, 5 Copas de Alemania, 5 Supercopas de Alemania, 1 Copa de la Liga (competición que tuvo su última edición en 2007), 1 Champions League, 1 Mundial de Clubes y 1 Supercopa de Europa, completan su palmarés. Durante su estadía en el cuadro teutón, por muchos años fue considerado uno de los mejores jugadores del viejo continente, siendo elegido el Mejor Jugador de Europa en 2013 y Balón de Bronce el mismo año (tras Cristiano Ronaldo y Lionel Messi).

Eso sí, su paso por el fútbol no siempre estuvo marcado por la presencia en la élite, ya que en sus inicios debió destacarse en las divisiones menores de Francia. Comenzó su periplo en el equipo de su ciudad natal, el US Boulogne de la tercera división de ese país. Allí se mantuvo entre el 2000 y 2002, para luego jugar en el Olympique D’Alés y el Stade Brestois, siempre en la misma categoría.

Tras mostrar un buen nivel en el cuadro de Brest, daría el primer gran salto de su carrera para recalar en las filas del Metz, esta vez en la Ligue 1 de cara a la temporada 2004/2005. Su paso fue más bien corto, de solo un semestre, ya que el Galatasaray de Turquía quiso sus servicios, manteniéndose allí hasta el final de sesión. Esto llamó la atención del Olympique de Marsella, uno de los cuadros grandes del balompié francés, donde permaneció 2 años para convertirse en uno de los mejores jugadores del fútbol local.

Tras la obtención de la Copa Intertoto 2005 y 2006 con ‘Les Phocéens’, además del buen rendimiento que logró con su selección en el subcampeonato obtenido en la Copa del Mundo de Alemania 2006, Franck Ribery comenzó a ser un nombre habitual entre los fanáticos y llegó a convertirse en uno de los grandes jugadores en la historia del Bayern Munich.

comentarios

Previous Cuando el cielo fue más celeste que nunca
Next Diez fichajes raros que quizás no recordabas